viernes, 23 de abril de 2010

MANTA APAGAFUEGOS: UN METODO ALTERNATIVO Y EFICAZ EN LA EXTINCION DEL FUEGO

¿Quién no ha tenido en alguna ocasión un pequeño susto ante un fuego inesperado? Los accidentes producidos por pequeños incendios, tanto a nivel doméstico como a nivel industrial, están a la orden del día.
Según el
Ministerio de Sanidad y Consumo , se calcula que en España se registran anualmente más de 7.500 incendios – unos 20 al día - . Desde la FUCI se advierte que los accidentes domésticos figuran como cuarta causa de muerte, lo cual añaden, está principalmente producido por los malos hábitos y falta de educación con respecto a evitar los peligros existentes en el hogar. No debemos olvidar que en españa se producen una media de 150 muertes por este tipo de accidentes, que se podrían haber evitado, además del enorme quebranto económico que suponen.
En nuestro país son muy pocos los hogares que están dotados de los mínimos sistemas de extinción. Si nos comparamos con países como Alemania, Francia o los países nórdicos, salimos muy mal parados (en Escandinavia, prácticamente el 100% de las viviendas están protegidas con detectores).
Factores como la reducción del tiempo de reacción y el impulso de nuevos productos eficaces en la extinción de fuegos, son fundamentales a la hora de reducir siniestros y minimizar daños materiales y humanos.. Y si además aportan la ventaja de ser sencillos y de fácil manejo, el éxito está garantizado.
Un hogar seguro debería reunir, además de los medios estructurales, un conjunto básico de elementos contra incendios. Un extintor, un detector de incendios y una manta apaga fuegos, podrían dar la vuelta a todos estos datos que hemos expuesto hasta ahora.
Todos conocemos lo que es un extintor o un detector de incendios, pero ¿y la manta apaga fuegos? Este elemento es quizás el más sencillo y el más desconocido por todos. Pues bien, vamos a intentar que deje de serlo.
Se trata de un producto de sencilla y rápida utilización, que extingue el fuego de manera inmediata y además, sin causar suciedad ni destrozos a su alrededor, evitando que el agente extintor arruine alimentos y/o mobiliario.
¿Qué hace que sea tan efectiva? Su tejido ignífugo que extingue el fuego por falta de oxígeno y soporta temperaturas extremas. Además de todo esto, con ella se pueden sofocar las llamas de la ropa ardiendo de una persona e incluso se puede emplear para cubrirse uno mismo y huir de las llamas.
Como veis su aplicación es muy amplia, tanto a nivel de hogar: una sartén que arde (las cocinas son el principal lugar de la casa donde se producen accidentes), como a nivel industrial (líquidos inflamables, etc....). Además no necesita mantenimiento alguno.
¿Cómo se utiliza? Pues de la manera más sencilla. No hay más que tirar de las cintas que sobresalen de la caja, cubrirse con la manta al acercarse al fuego (como si fuera un escudo) y colocarla sobre él. En pocos segundos éste se extinguirá. Como podéis ver, nada más fácil.

Para conocer + características El rincón de las Soluciones



No hay comentarios :

Publicar un comentario