lunes, 11 de julio de 2011

La atención a las víctimas de los accidentes de tráfico, una prioridad en Castellón

Según la DGT, este verano se prevé un total de 83 millones de desplazamientos entre los meses de Julio y Agosto. Es por ello que cada año por estas fechas se pone en marcha un “Dispositivo especial para la operación verano” que engloba diferentes operativos especiales durante los fines de semana estivales y sobre todo, los primeros y últimos días de cada mes. Aunque cada año el número de víctimas se va reduciendo, no hay que olvidar que durante el verano de 2010 todavía se registraron 362 fallecidos y el número de heridos superó los 1.500.
Las estadísticas nos hablan principalmente de víctimas mortales, pero detrás de estas cifras, como podemos comprobar, se esconde un número mucho mayor de heridos graves que en ocasiones, parecen los grandes olvidados tras el accidente de tráfico.

En este sentido, el Ayuntamiento de Castellón de la Plana, a través de su Área de Seguridad Ciudadana y de la Unidad de Seguridad Vial y Estadísticas de la Policía Local, desarrolló un “Protocolo de Atención y Seguimiento de los heridos graves por accidentes de tráfico a 30 días”, que ha sido recogido por el Catálogo de Experiencias de Seguridad Urbana de la DGT. Esta ha sido su experiencia, según nos ha contado José Mª Villegas, oficial de la Unidad de Calidad y Relaciones Externas de la policía local de esta localidad.

El objetivo principal de la iniciativa se centró en realizar un seguimiento del estado de las víctimas graves (considerando como tales aquellas que requirieron al menos una hospitalización de 24 horas tras el accidente), mediante una serie de llamadas telefónicas a las mismas durante los 30 días posteriores al accidente. De esta tarea se encargó Miriam Guisbert, miembro de la policía local. En ellas, además, se proporcionaba la información necesaria sobre el proceso legal posterior al accidente de tráfico, así como la información sobre recursos municipales de posible utilidad para la víctima; servicios de ayuda a domicilio, servicios de teleayuda, tramitación de ayudas económicas o información de recursos existentes en el municipio de titularidad no municipal. Así mismo, se trató de valorar la percepción que las víctimas tuvieron del servicio recibido por la policía local durante el accidente.

Todo ello se completaba con un mapa informatizado de los siniestros, utilizando como soporte el software de Google Earth y Google Maps que permitirá compartir la información con cualquier servicio que necesite consultarla y acceder a ella en un momento dado.
La base de datos resultante de esta iniciativa ha servido, a su vez, para establecer estadísticas sobre la evolución del número de victimas mortales y heridos en accidentes de tráfico en el municipio, que serán de utilidad como fuente de información para programar acciones preventivas en el futuro.

Este programa se aplicó tanto a los propios heridos, como a los padres y tutores de las víctimas menores de edad o a los familiares en primer grado en caso de fallecimiento posterior de la víctima.

Según los datos recogidos hasta el momento (el programa sigue llevándose a cabo), el proceso de seguimiento atendió a un total de 43 heridos durante el año 2007, 30 en 2008 y 55 en 2009.

Como conclusión, esta iniciativa nos ha parecido muy interesante ya que en ocasiones los heridos en un accidente, sea cual sea su gravedad, puede parecer que desempeñan un papel secundario. En palabras de los promotores de esta experiencia “La víctima hasta hace poco era la gran olvidada del accidente de tráfico, se realizaban acciones y campañas para prevenir antes de que ocurriera y durante el suceso, sin embargo después del accidente solo quedaba la estadística”. Ellos han intentado que esto cambie, al menos, en Castellón.

Artículo elaborado por: Cristina Ruiz.

No hay comentarios :

Publicar un comentario