miércoles, 14 de septiembre de 2011

Experiencia de Seguridad Urbana en Almería: cómo convertir a los escolares en peatones ejemplares

Según datos estadísticos de la DGT, los atropellos son la primera causa de muerte por accidentes de tráfico en zona urbana. Los dos grupos de víctimas por edades más notorios lo forman los mayores de 75 años y los menores de 14.
Lograr convertir a los escolares en peatones ejemplares y concienciados de su responsabilidad como ciudadanos, ha sido el objetivo de la Experiencia de Seguridad Urbana llevada a cabo en el Ayuntamiento de Almería a través del Área de Seguridad Ciudadana y la Policía Local.

Coincidiendo con el comienzo del nuevo curso escolar, nos ha parecido interesante conocer más a fondo esta experiencia y le hemos pedido a la coordinadora de la campaña, Carmen Mª Martínez Morales, Jefe del Área de Gestión Directiva de la Policía Local, que nos cuente cómo se desarrolló esta interesante iniciativa y cuales han sido sus resultados.

La idea surgió tras constatar que durante los últimos años, el 25% de las personas fallecidas en accidentes eran peatones, de los cuales un alto índice correspondía a la población infantil/juvenil (hasta los 16 años).

A partir de estos datos, se diseñó un Plan de Reducción de Accidentalidad Peatonal, especialmente dirigido al sector de población infantil, basado en dos ejes de acción principales. El primero, consistió en el diseño y ejecución de un plan extraordinario de señalización vertical ( en 85 centros) y señalización horizontal en los entornos escolares (240 pasos de peatones y 24 zonas excluidas al tráfico).
Posteriormente, se llevó a cabo, junto a la Fundación RACC, una campaña de sensibilización que, aunque estuviese dirigida a la población general, tuviese especial incidencia en el sector infantil.

El lema común elegido fue “Todos somos peatones” y el mensaje se difundió por medio de diferentes formatos publicitarios; marcalibros que se distribuyeron por los centros escolares y asociaciones de vecinos, banderolas publicitarias colocadas por toda la ciudad, rotulación de 28 pasos de peatones con el lema y logos de la campaña, etc. Todo esto se completó con acciones prácticas dirigidas específicamente a los alumnos de 5º de primaria de 4 colegios, “Ruta escolar; La cebra me lleva al cole”.
Esta iniciativa consistió en impartir charlas recordatorias de las normas básicas de tránsito peatonal, tras lo cual, los escolares realizarían por los alrededores de los colegios una ruta a pie con un itinerario trazado por la Policía Local. Durante ésta, los alumnos tendrían que observar y valorar distintos ítems previamente marcados para luego, junto a sus profesores, cumplimentar dos cuestionarios.

Los resultados recogidos se utilizaron posteriormente para seguir desarrollando iniciativas futuras, ya que tal y como indican las palabras de Jorge Quesada Molina, Superintendente Jefe de la Policía Local de la ciudad, su compromiso sigue siendo firme: “Estamos satisfechos con las acciones realizadas mas no saciados. Continuaremos trabajando por de la seguridad vial, ideando nuevas iniciativas que redunden en el fomento de la movilidad urbana sostenible en todos sus ámbitos, siempre con especial consideración a los colectivos más vulnerables”.

Como conclusión y a falta de un sondeo posterior de los resultados definitivos, la valoración por parte de los promotores de esta campaña es claramente positivo, “creemos que la sensación de proximidad entre la población escolar y Policía Local fue mutua, pues se les llevó la formación "a casa" en lugar de tener que desplazarse ellos. Por ello, quizá estuvieron muy abiertos a los mensajes, se fomentó una participación que resultó muy natural y espontánea y en definitiva, percibimos que hubo un feedback de retroalimentación mutua muy grata”.
Artículo elaborado por: Cristina Ruiz.

No hay comentarios :

Publicar un comentario