lunes, 23 de julio de 2012

“Para los ladrones, sigue llamando más su atención ver la misma ropa colgada durante una semana en el tendedero de casa, que la información de las redes sociales”

Los hogares españoles están notando la crisis en todos sus sentidos, incluso en el de la seguridad. Al descenso del dinero en nuestras cuentas corrientes se le suma el aumento de homicidios y robos en las viviendas. La necesidad agudiza el ingenio y cada vez son más los que aprovechan un descuido para allanar la intimidad del hogar, en busca de objetos de valor con buena salida en el mercado ilegal. Según datos del Ministerio del Interior durante el primer trimestre de este año, este tipo de delitos se han incrementado en un 23%. Cantabria o Ceuta se hacen con los primeros puestos de este aumento, mientras que Extremadura o Vizcaya son ejemplos del caso contrario. Muchos españoles han optado por contratar servicios de seguridad, como alarmas o dobles cerraduras pero, algo tan sencillo como la atención, puede evitarnos más de un disgusto al llegar a casa. Hablamos con Joseba Pi, jefe de la Unidad de Investigación de Delitos de la Policía Municipal de Bilbao, quien asegura que “con sólo pequeños detalles, se puede adelantar mucho en materia de seguridad en nuestros hogares”.



- Joseba, la crisis actual no es algo que nos suene a nuevo pero, ¿cómo se está notando en los delitos y robos en las viviendas? 
Realmente, nosotros hemos visto un pequeño despunte localizado, no muy significativo, pero en el que sí que tienen que ver los nuevos grupos delincuentes que se han desarrollado con la situación actual, como los llamados “espadistas” que usan una llave para acceder a las viviendas ajenas. También he de decir que somos muy despreocupados y que, muchas veces, se lo ponemos muy fácil, porque no nos fijamos en los importante que es dar dos vueltas de llave, estemos o no dentro del domicilio. Nunca pensamos que nos puede pasar a nosotros. Si cuando nos bajamos del coche siempre lo cerramos, ¿por qué no hacemos lo mismo con nuestra casa? 

-¿Cuál es la forma que más se repite en los robos cometidos en los hogares? 
Cartones, plásticos y radiografías siguen siendo los medios estrella utilizados por los delincuentes para acceder nuestros hogares; pero también se están dando métodos como la escala por los andamiajes de los edificios en obras, por ejemplo. Cuando hay reparaciones, cada vez se opta más por instalar alarmas o por contratar a vigilantes nocturnos, ya que los ladrones aprovechan la noche para actuar con mayor rapidez. Por el día, los patios comunitarios, las plantas bajas y los tendederos son sus mejores puntos de acceso. Las verjas, dobles cerraduras y los dispositivos de alarma en las persianas son una buena manera de prevenir este tipo de acciones. 

- ¿Qué tipo de bienes van buscando principalmente estos ladrones? 
Joyas, ya que el precio del oro se encuentra en su mejor momento. Además, estos materiales no ocupan mucho espacio y se pueden guardar en una mochila de mano, lo que facilita la rapidez en el acceso. La tecnología también está siendo objetivo de los ladrones, como ordenadores portátiles o móviles de última generación. Los cuadros y muebles de valor son objetivo de especialistas que saben lo que van buscando, pero cuyos delitos son más fáciles de investigar. 

- Esta facilidad de investigación en delitos especializados, ¿puede aplicarse también a los delitos de hurto común en los hogares? 
A nivel policial, si existe una línea por la que poder investigar, todo el equipo profesional tira de ella hasta que se resuelve, se haya robado mil euros o uno. Lo que pasa es que los delincuentes cada vez están más especializados y sus aprendizajes se difunden mucho más rápido que hace años, cuando el grupo era más reducido. Entre ellos, se cuentan las mejoras. La delincuencia siempre va por delante de la policía y trata de evitar los medios de mejora de investigación. 

- ¿Le consta que el número de alarmas instaladas en los hogares españoles sea mayor en la actualidad? 
Por lo general sí, sobre todo en casas aisladas o alejadas del centro. Pero considero que es más importante tener conciencia de la situación para evitar vías de acceso y ponerles más barreras a los ladrones. Es muy aconsejable fotografiar nuestros bienes, apuntar el número del IMEI de nuestro teléfono, saber qué joyas tenemos, etc., ya que estos detalles facilitan mucho la investigación policial en caso de robo. Hay que ser previsores porque luego, cuando nos encontramos delincuentes con móviles de alta gama, les cacheamos y preguntamos, pero no podemos lograr apenas nada porque no existe una denuncia previa bien detallada con la desaparición de dichos bienes. 

- Siempre hay una época clave para los robos, ¿cuál es? 
 Sin duda, verano y vacaciones, cuando nos pensamos que hemos tomado todas las medidas necesarias pero siempre nos dejamos un detalle que se convierte en una señal peligrosa. Es de suma importancia dar siempre dos vueltas de llave, pero ayuda aún más disponer de una doble cerradura, que complicará muchísimo las posibilidades de los ladrones. 

- ¿Cuáles son las mejores medidas que se pueden tomar en estos periodos vacacionales cuando abandonamos el hogar? 
Es preferible no difundir que nos vamos de vacaciones, a no ser que se trate de personas de extrema confianza. Debemos dejar la llave del buzón a un vecino o familiar con el que mantengamos una buena relación, para que nos recoja la correspondencia a menudo. Las puertas y ventanas siempre tienen que estar bien cerradas y las persianas entreabiertas, siempre que no se trate de puntos de fácil acceso. La persona de nuestra confianza debería revisar el interior de nuestra vivienda frecuentemente, para comprobar que todo está bien, y aprovechar para regar las plantas, si hubiera, dando la sensación de habitabilidad. Dejar la alarma del despertador programada, es una buena manera de despistar a los ladrones. Pero, sobre todo, nunca dejar una nota en la que comuniquemos que nos encontramos de vacaciones. 

- Observando el panorama actual, ¿consideras que ha crecido el sentimiento de inseguridad entre los ciudadanos españoles? 
En el caso de Bilbao, no nos encontramos ante una ciudad insegura, ya que tiene un gran despliegue que vela por el bienestar de sus vecinos; existen grandes brigadas que controlan todas las zonas, y es uno de los lugares de España donde existe una buena comunicación entre los diferentes cuerpos policiales y juzgados, por lo que nos encontramos a niveles muy altos en esta materia. Sí que es verdad que nos llegan datos de aumento de delitos en las periferias o en provincias colindantes, pero, en general, se está trabajando con rapidez y una buena sincronización. 

- Por lo general, ¿el que ha sido robado se vuele a convertir en objetivo de los mismos ladrones? 
En los domicilios no es normal la repetición. Eso pasa en los comercios y en los hurtos al descuido. 

- El miedo a la situación económica y bancaria actual, ¿hace que la gente opte cada vez más por tener los bienes en sus hogares? 
No hay una anormalidad en este sentido. No hemos notado cambios, porque existen otros medios de proteger nuestro dinero en diferentes puntos; no hemos vuelto a las costumbres de antaño, por lo general. 

- Todos, actualmente, estamos inmersos en las nuevas formas de comunicación, como Internet, redes sociales, etc., donde se exponen más nuestras vidas privadas. ¿Influye esto en el aumento de los robos en los hogares?
Los ladrones clásicos que siguen los métodos de siempre no utilizan estos medios para obtener información; pero sí hay otros focos especializados que aprovechan esta realidad en sus hechos, aunque son de fácil esclarecimiento, ya que existen brigadas especializadas y que les siguen muy de cerca. En el uso de la informática se dejan muchas huellas y rastros que posibilitan la identificación de muchos delincuentes. En las redes sociales dejamos muchas puertas abiertas para todo el mundo pero, por el momento y por suerte, no es factor tan notable como para generar una alarma social. Sigue teniendo más peligro ver la misma ropa colgada durante una semana en el tendedero de casa. . 

- Para finalizar, Joseba, ¿cuál es el mejor consejo que se puede dar a la ciudadanía para avanzar en la investigación de robos en el domicilio? 
Es fundamental que, cuando hemos sido víctimas de un robo en nuestros hogares, no se toque nada y se avise de inmediato a la policía, ya que, la rapidez de esa llamada juega un papel muy importante en la comunicación con el resto de brigadas, para localizar cuanto antes a los delincuentes y, en la medida de lo posible, los bienes robados. Ahora existen muchos más medios que antes y contamos con una policía científica que trabaja muy bien. Las huellas están digitalizadas y esto hace que se pueda dar una búsqueda inmediata con los datos recogidos en el lugar de los hechos. A día de hoy, puedes conseguir un informe para enviar al juzgado, cosa que hace años era impensable. Las personas deberían consultar a su cerrajero sobre el mecanismo más seguro para instalar en sus hogares, ya que hay marcas más vulnerables que otras. En cuanto a las personas mayores, deberían estar controlados por hijos o familiares que velen por su seguridad, ya que existe un gran número de timos y robos a este sector de la población; que no se fíen de supuestos profesionales del gas o la luz, ya que muchas veces esto le puede suponer un gran disgusto. Siempre deben pedir la compañía de un vecino o familiar cuando vaya a recibir la visita de personas ajenas.

Consejos y recomendaciones para disfrutar de un hogar seguro, incluso cuando estemos ausentes.
Articulo elaborado por: María Alcubilla

2 comentarios :

  1. Esta pagina web me ha ayudado mientras estaba buscando informacion sobre casas usadas infonavit.

    Muy agradecido.

    ResponderEliminar