martes, 1 de abril de 2014

“Mi sueño es que lleguemos a tener la formación de Francia o Inglaterra”


Unai Basurko ha navegado más de 80.000 millas en competición, logrando el tercer puesto en la Velux Five Oceans (vuelta al mundo con escalas) y participando en la Vendée Globe (Vuelta al mundo sin escalas). También ha recorrido casi todo el planeta durante los últimos cuatro años para difundir el proyecto Pakea Bizkaia, un proyecto educativo que busca acercar la navegación a vela y el respeto por el medio ambiente y la mar a toda la sociedad. Ahora en abril el proyecto PAKEA da un paso más asumiendo la gestión de la escuela de vela en el Puerto Deportivo de Getxo. Un deporte que puede darnos muchas satisfacciones siempre que lo respetemos, ya que si no lo conocemos bien puede darnos más de un susto. El experto navegante nos da las claves para evitar riesgos. 
- En vuestro último proyecto salíais a navegar con gente inexperta. En estos casos,  ¿qué consejos dais sobre seguridad? y ¿Qué es lo más importante a la hora de salir a navegar en un velero? 
La verdad es que hay muchas cosas a tener en cuenta cuando sales a navegar, pero lo imprescindible sería conocer la zona de navegación, la meteorología que nos aguarda, así como nuestras propias limitaciones como navegantes y las de nuestra embarcación. Y ante la duda, siempre prudencia. 

Lo más importante es no aburrirles con mil términos, sino explicar lo básico. Si no, puedes liar a la gente y que se olvide de lo más importante. Nos gusta dar la confianza suficiente para que hagan ellos mismos las maniobras, pero siempre advertimos que en el caso de que se vean limitados pidan ayuda a un profesional. Siempre nos adelantamos a lo que vamos a ver y experimentar en la mar, pero hacemos todo esto con el barco todavía amarrado. 

- ¿Se puede navegar sin tener ninguna noción de mar o de viento? 
Navegar es algo muy intuitivo, un deporte y arte que el ser humano lleva miles de años practicando. Muchas sensaciones las aprenderemos rápido, como por ejemplo saber de dónde viene el viento, pero aconsejo estudiar nociones básicas, y sobre todo, conocer muy bien tu embarcación. Cuanto más sepamos de la mar y más familiarizados estemos con sus reglas mejor. 

- ¿Es importante tener nociones de primeros auxilios? 
Por supuesto. Teniendo en cuenta que en la mayoría de ocasiones vamos a tener que ser nosotros mismos,  o alguien de la tripulación, quien va a tener que dar 4 puntos a otro,  es importantísimo tener unas nociones básicas. También es importante conocer el botiquín que llevamos a bordo, qué medicamento es para qué, etc. ¡Lo único bueno es que en la mar no hay virus! En caso de que el accidente que tengamos sea más grave hay que tratar  de evacuar al herido a un centro médico lo antes posible. 

- Hablas de accidentes graves, ¿qué es lo más peligroso que puede pasar mientras se está navegando y cómo podemos evitarlo? ¿A quién podemos llamar si nos pasa algo?
 Lo más peligroso, desde luego, es caerse al mar o sufrir un fuerte golpe en la cabeza, también las hipotermias, brechas... Para evitar todo ello es necesario que seamos prudentes, que conozcamos el barco y el medio, y no perder nunca de vista, por delante de regatas o sensaciones, que siempre lo más importante es volver a casa sano y salvo. Eso es ser un buen marino. En caso de que algo grave ocurra a bordo, hay que avisar a salvamento marítimo, ya que cuentan con un protocolo establecido en el que nos ayudarán por mar o aire. 

- Has comentado la importancia de conocer el botiquín que llevamos a bordo ¿Cuales son los elementos imprescindibles de seguridad a tener en el velero?
 Un botiquín bien preparado tiene que contener preparado para suturar las heridas, compresas frías/calor y vendajes para esquinces. En ocasiones también podemos llevar un desfibrilador, pero es difícil prevenir todas las posibilidades que nos pueden ocurrir a bordo por cuestión de espacio y presupuesto. También es importante no olvidar nunca remedios para el mareo. No es una cuestión sin importancia, ya que un marino mareado puede provocar accidentes más graves.
 
 - Habéis subido al velero miles de niños y niñas, ¿consideras importante que a los menores se les enseñen conocimientos básicos de mar y navegación? 
 Sí, considero que una cultura como la nuestra, que siempre y durante siglos ha tenido una relación tan estrecha con la mar no debe perder este conocimiento, y por tanto debe ser transmitido y mejorado a las futuras generaciones. Una buena regla sería que cualquier niño o niña sea capaz de llevar un velero básico, al igual que saber nadar o alimentarse de una forma saludable. Nos queda mucho trabajo por hacer, y es lo que estamos intentando desde Pakea Bizkaia.

 - ¿Qué consejos darías a alguien que quiere iniciarse en la vela? ¿y en la competición a vela? 
A alguien que quiera comenzar a navegar le recomendaría que visite nuestra escuela de vela, en Getxo, donde esperamos poder explicarle y acercarle todo lo que la navegación supone, además del conocimiento del medio marino. ¡El único problema real que tiene la vela es que es adictivo! La tranquilidad de la navegación, su dificultad técnica, su dosis de aventura y el sonido del mar son cosas que pueden acompañarte durante toda una vida… No recomiendo a nadie que comience por la competición, este será un paso dentro del inmenso mundo de la navegación que llegará con la práctica. 

 - Has navegado por todo el mundo, ¿has corrido peligro en algún momento? ¿Cómo lo solucionaste? 
Llevo toda la vida pegado a la mar, por lo que han sido muchas las ocasiones en las que me he encontrado en peligro. Algunas han sido más tensas que otras, pero siempre he agradecido haberme preparado previamente, tanto mi barco como yo mismo. En esos momentos debes tener confianza en ti, en la embarcación, y fe en que todo mejorará. Y por último aprender de lo ocurrido, hay que mejorar con cada navegación. 

 - Una vez una ballena navegó a tu lado, ¿Cómo fue esa experiencia? ¿Es peligroso? 
Las colisiones con objetos a la deriva, contenedores de barco, troncos, animales, incluso icebergs, son bastante habituales. Incluso con una buena vigilancia en cubierta es muy difícil verlos, y por tanto evitarlos. En varias ocasiones he navegado con ballenas a mi lado que si te escuchan no es problema, es más, es una de las experiencias más maravillosas que puedes vivir en la mar. El problema es cuando están dormidas en superficie, vas rápido con el barco y no les da tiempo a sumergirse. ¡Chocar con una ballena de 40 toneladas a 8 nudos es como chocar con una isla!  

- Has competido a nivel mundial, has llevado a cabo un proyecto educativo que ha llegado a miles de personas, ¿cuál es tu próximo reto? 
Durante los últimos 4 años hemos trabajado para acercar la navegación y la mar a los más txikis, y la verdad es que ha sido una experiencia muy gratificante. La satisfacción de los niñ@s, profesorado y la nuestra propia ha sido enorme, así que nuestro objetivo es seguir con la educación y formación de jóvenes en su relación con la mar. Nuestro sueño es llegar a igualarnos a Francia o Inglaterra. 

Artículo elaborado por: Naia Díez

3 comentarios :

  1. Muy interesante y emotivo

    ResponderEliminar
  2. Muy bien Unai. Conseguir concierciarnos a todos para cuidar y amar el mar es fundamental. Eskerrik asco y bien por el Faro de la Seguridad.

    ResponderEliminar