martes, 30 de junio de 2015

“Ni te vas a dar cuenta de que hay un tiburón cerca”



Desde la redacción se nos plantea la posibilidad de hacer una entrevista para indagar en el mundo del buceo con tiburones. Sin duda algo excitante, novedoso, lleno de aventura y riesgo. En seguida se dibuja en nuestra imaginación la escena: un gran tiburón blanco, de casi 4 metros de largura, intentando destruir con sus dientes desgarradores la jaula en la que el pobre submarinista sobrevive a resguardo. Nada más lejos de la realidad. 
Comenzamos a indagar y descubrimos que existen más de 360 especies o tipos diferentes de tiburones en el mundo, y a pesar de la mala fama de una pequeña minoría, algunos son tan amables que incluso cuando visualizan a un buceador se voltean para dejarse acariciar la tripa.
Ziortza Girón y Víctor García Argüelles llevan años con el cuidado de los dos Tiburones Toro del Aquarium de San Sebastián, una especie muy tranquila, de movimientos suaves que convive con el restos de las especies, pero que no deja de ser un impresionante depredador de casi tres metros. Y eso, impresiona. 

 -¿Son los tiburones tan malos, tan feroces como los pintan en las películas? 
-En absoluto. Nosotros nunca hemos tenido ningún problema con ellos. Aunque supongo que depende de la especie. En el Aquarium tenemos varias especies de ellos. Unos son pequeños, como las pintarrojas, los alitanes y las toyas, aunque de éstas hay alguna de buen tamaño, y luego están los tiburones toro, que pasan de los dos metros.

-¿Qué carácter tienen? 
-Depende de la especie. Las toyas son más nerviosas, pero en general son todos bastante tranquilos, siempre que se les trate con respeto.

 -¿Qué riesgo tiene el buceo con tiburones? 
-Los riesgos que ya de por sí conlleva el buceo más la precaución necesaria al bucear con unos animales de tamaño y fuerza considerable que se encuentran en su medio.

 -En cuanto a la prevención, ¿qué cosas hay que tener en cuenta? 
-Además de tener el equipo en perfectas condiciones, tenerlos controlados y a la vista en todo momento, no hacer movimientos bruscos, no cortarles la trayectoria y respetar su espacio. A la hora de alimentarlos, ofrecer la comida con una varilla que permita mantener una prudente distancia de por lo menos un metro.

 -¿Qué preparación hay que tener para bucear con tiburones? 
-Como preparación especial para ello no hace falta ninguna. Hace falta saber bucear y tener tablas para actuar de manera tranquila y coordinada.

  -¿Qué recomendaciones nos darías para hacer esta práctica? 
-Sería aconsejable ir acompañado de un instructor de buceo con experiencia en este tipo de inmersiones. Y luego ir lo más tranquilo y relajado posible. Y, sobre todo, ser muy respetuoso.

 -¿Es una atracción muy reclamada? ¿Por qué crees que tiene tanto éxito? 
-Bucear con especies de gran tamaño es una experiencia única: poder disfrutar de la elegancia de sus movimientos sintiéndote parte de su entorno. Además, como es en nuestro caso, los amantes del buceo también pueden vivir la experiencia de estar rodeados de 46 especies diferentes, incluyendo cuatro especies de tiburones, corvinas, tortugas, morenas… Algo que ofrecen muy pocos lugares.

 -Si estuviéramos en un playa de la costa Australiana y no encontráramos con uno de ellos, ¿cómo habría que reaccionar? 
-Aquí depende mucho de la especie y la situación. Como norma general ni te vas a dar cuenta de que hay un tiburón cerca ya que su vista y olfato en el agua es mucho mejor que el nuestro y van a mantener la distancia. Si se acerca y te das cuenta, intentar actuar de la manera más tranquila posible y salir del agua, aunque como he dicho antes lo normal es que no te des cuenta. El problema está en que sólo nos enteramos de este tipo de contactos cuando hay un accidente.

 -A pesar del número de inmersiones. ¿seguís sintiendo miedo? 
-Si nos diera miedo no lo haríamos. De todos modos, el respeto y la precaución hay que tener siempre, sobre todo al realizar actividades fuera de nuestro entorno natural.

 -¿Podría considerarse una de las actividades más arriesgadas? 
-En relación con el buceo, hay actividades considerablemente más peligrosas, como puede ser el buceo en cuevas, o inmersiones a gran profundidad, que de todos modos, realizadas de la manera adecuada tampoco tienen porqué revestir mayor peligro. Aunque aquí, como con el tema de los tiburones, sólo nos enteramos cuando hay malas noticias.

Artículo elaborado por: Zuriñe Álvarez

1 comentario :

  1. El antiguo campeón del ASP World Tour en 2007, el australiano Mick Fanning, sobrevivió al ataque de un tiburón durante la celebración este fin de semana de una competición en Jeffrey's Bay, Sudáfrica.
    http://www.elmundo.es/el-mundo-tv/2015/07/19/55abb702ca474163228b4574.html
    Las impactantes imágenes fueron grabadas en directo por las cámaras de la organización que retransmitía el evento.

    ResponderEliminar