martes, 20 de septiembre de 2016

Los aterrizajes son maniobras llamativas pero de ningún modo peligrosas



“Los pilotos volamos y sentimos el avión como una prolongación de nosotros mismos. Da igual si este tiene una longitud u otra, el piloto lo interioriza como un todo. Es el despacho con mejores vistas del planeta”. José Sabino Berasaluce, Director de Operaciones de Vuelo, Comandante e Instructor de la compañía Vueling nos habla de cómo se ejecutan los aterrizajes en condiciones adversas como las que podemos encontrar tan habitualmente en el aeropuerto de Loiu.
 
- ¿Qué tiene el aeropuerto de Loiu que lo hace a veces tan complejo de aterrizar?
- Bilbao cuenta con una orografía prominente al sur del aeropuerto y vientos de componente sur que generan turbulencias y la conocida cizalla, lo que produce las incomodidades que los asiduos a Bilbao ya conocemos. No obstante, es importante recordar que Loiu ha sido uno de los primeros aeropuertos en certificarse de acuerdo a la reglamentación europea en materia de seguridad.

- Desde el punto de vista de la Prevención de Riesgos y Accidentes, ¿Cómo se actúa en un aterrizaje con grandes rachas de viento?
- Los aviones actuales vienen dotados de computadoras que no solo son capaces de detectar fenómenos meteorológicos como las turbulencias o el Windshear (fenómeno típico que se da con viento sur en Bilbao y que resulta en una explosión de viento con distintas orientaciones) sino que, además, son capaces de predecir con anterioridad estos fenómenos, dando órdenes directas de cómo actuar. Adicionalmente, en la aviación moderna y en aviones de transporte de pasajeros, el vuelo se controla en términos de energía y no de velocidad como en el pasado. Esto garantiza la seguridad de la operación de las aeronaves en las masas de aire turbulento.
- ¿Cómo es la preparación de los profesionales para este tipo de dificultades?
- Los pilotos realizamos de manera periódica, cada seis meses, entrenamiento en simulador con situaciones anormales y de emergencia entre las que se practica de manera obligatoria este tipo de situaciones, tanto en aterrizaje como en despegue.

- ¿Cómo es el protocolo a la hora de tomar decisión de aterrizar o no en un aeropuerto como el de Loiu con rachas de viento?
- Existen unos parámetros de estabilización de la aeronave en términos de energía, altura, situación respecto al eje de la pista de aterrizaje, configuración de la aeronave y empuje de los motores. Si alguno de ellos no se cumple, los pilotos están obligados a abortar el aterrizaje y evaluar de nuevo la situación para tomar la decisión de si intentarlo de nuevo o volar al aeropuerto alternativo de destino.

- ¿Son tan peligrosos como espectaculares este tipo de aterrizajes?
- No. Cuando un aterrizaje se produce, lo hace porque todos los parámetros de estabilización de la aeronave se encuentran correctos para ello y, por consecuencia, se realiza de un modo absolutamente seguro. Los aterrizajes son maniobras llamativas para el espectador pero de ningún modo peligrosas, aunque requieren de más pericia que en otras circunstancias.

- ¿Pueden los viajeros hacer algo en este tipo de situaciones?
- Yo les recomiendo que, para no pasarlo mal, piensen que los procedimientos de operación en la aviación moderna establecen unos márgenes de seguridad que hacen de este medio de transporte el más seguro del mundo.

EL ARTE DEL ATERRIZAJE
- En un vuelo, ¿es el aterrizaje la maniobra más compleja?
- Contrariamente a lo que la gente piensa, la parte del vuelo más compleja en  términos de cálculos y tomas de decisiones suele ser el despegue. Es cierto que durante el descenso, si las condiciones meteorológicas y la técnica de vuelo no son las más adecuadas, la maniobra puede no ser tan suave y cómoda para los pasajeros como a los pilotos nos gustaría, aunque siempre velamos y trabajamos para que sea una maniobra segura.

- ¿Cómo se prepara un piloto para esta maniobra?
- Una combinación del peso, componente e intensidad del viento y la configuración aerodinámica del avión ayudan al piloto a realizar una ejecución concreta de la técnica de aterrizaje en cada aeropuerto.

- ¿En qué consiste la maniobra?
- Se resume en conseguir que a medida que el avión se aproxima al punto de contacto de la pista de aterrizaje, vaya perdiendo energía, mientras se logra un movimiento de basculación alrededor del eje lateral del avión para posar de una manera segura el tren de aterrizaje principal.

- ¿Qué cosas hay que tener en cuenta a la hora de realizar un aterrizaje?
- El viento, la intensidad, las rachas -si las hubiera-, la configuración aerodinámica del avión y las dimensiones de la pista de aterrizaje, así como la pendiente de la misma. Las pistas con pendiente positiva producen el efecto óptico de una pista corta y por lo tanto da sensación de estar más alto de lo que en realidad se está. Y  lo contrario con pendientes negativas, que crean un efecto de pista larga y de estar más bajo de lo que realmente uno se encuentra.

- ¿Cuáles son las condiciones más complejas en un aterrizaje?
- Los vientos fuertes y racheados, porque pueden llegar a desestabilizar las aeronaves.

- ¿Cuáles son los aeropuertos con mayor complejidad para el aterrizaje?
- Aquellos aeropuertos con orografía y vientos de intensidad media y alta. Cuando el viento se encuentra con elementos geográficos prominentes, se generan torbellinos y turbulencias que dificultan, o incluso limitan, las maniobras de aterrizaje.

- ¿Cuál ha sido tu experiencia más compleja en un aterrizaje y qué lo hacía tan especial?
- Hay aeropuertos que por su localización, la geografía y los vientos predominantes, requieren de un entrenamiento específico en simulador antes de operar en él. Es por eso que nuestros pilotos están constantemente recibiendo entrenamiento y mejorando su formación. Yo también, por supuesto.
 
- ¿Es la profesión de piloto, una profesión exigente?
- La profesión de piloto no es más difícil que otra  profesión especializada, si bien es una de las pocas en las que las tripulaciones se encuentran sujetas a entrenamiento y verificaciones de competencia continuas.

- ¿En qué momento de tu vida decidiste dedicarte a esta profesión?
- Desde que tengo uso de razón he querido ser aviador. No recuerdo un momento concreto. La aviación es una profesión vocacional.

- ¿Qué se siente al volar un aparato tan grande?
- Los pilotos volamos y sentimos el avión como una prolongación de nosotros mismos. Da igual si este tiene una longitud u otra, el piloto lo interioriza como un todo. Es el despacho con mejores vistas del planeta.

 Artículo elaborado por: Zuriñe Álvarez

No hay comentarios :

Publicar un comentario