lunes, 18 de octubre de 2010

UNA BUENA SEÑALIZACIÓN SALVA VIDAS

No cabe ninguna duda, la cinta de balizamiento retrorreflectante es un importante avance en la seguridad del tráfico de vehículos y personas.

Pero ¿qué es retrorreflectante?

Los materiales retrorreflectantes están formados por infinidad de micro esferas o micro prismas, capaces de devolver amplificado a su origen, el haz luminoso recibido. Esta propiedad lo hace especialmente idóneo para la señalización de tráfico, y de obstáculos y personas en la carretera.

Sin embargo, esto no siempre fue así. A mediados del pasado siglo aparecieron las primeras señales retrorreflectantes, poco a poco fueron haciéndose cotidianas en nuestras carreteras sustituyendo, no hace tantas décadas, a las últimas fabricadas incluso en hormigón moldeado y pintado, que aunque poco aportaban a la visibilidad soportaban estoicamente los rigores del invierno en las estribaciones pirenaicas y otros lugares de gélidas temperaturas.


Hoy en día toda la señalización vial es reflectante por obligación. ¿Toda? Mejor dicho casi toda.

En los últimos años se ha conseguido cerrar el círculo de la seguridad, completando los dos únicos elementos que faltaban: la cinta de balizamiento de obras y la paleta de señalización. Ahora ambos ya están disponibles. ¡Falta legislarlo! Por ejemplo en Portugal, en un par de décadas se ha pasado de que ni siquiera las matrículas fueran reflectantes, a adelantar a España en la obligatoriedad del reflectante en las paletas de obra. Falta por tanto que la sociedad aplique lo que técnicamente ahora ya es posible.


La seguridad añadida tiene un costo añadido, pero en el caso de la Cinta de Balizamiento Retrorreflectante, ni siquiera es disculpa. Tiene el mismo precio que la no reflectante.

¿A qué esperamos para desterrar lo inadecuado?

Ver vídeo presentación aquí
+ detalles técnicos en Ficha técnica
Conoce este y otros productos en El rincón de las Soluciones

Artículo elaborado por: Valentín Garmilla (ABANDO SEGURIDAD)

No hay comentarios :

Publicar un comentario