martes, 18 de enero de 2011

UN REPASO HISTÓRICO A LA PREVENCIÓN Y LA SEGURIDAD ¡Muy recomendable!

“Trabajo y Salud. Desde la protección a la prevención”, es el título de la exposición que hasta el 4 de febrero podéis visitar en el edificio Ensanche de Bilbao.
La exposición se centra en los siglos XIX y XX, aunque abarca desde la prehistoria hasta nuestros días. Nosotros ya la hemos visitado y realmente nos ha parecido muy interesante.












Arrancamos en el siglo XIX, pasamos por la época de la revolución industrial y vamos conociendo, a medida que visitamos los diferentes expositores, cómo ha ido evolucionando el concepto de la seguridad, desde el punto de vista de las condiciones de trabajo y la prevención de accidentes.

Todo ello apoyado en documentos muy interesantes y de gran valor histórico, antiguas fotografías de trabajadores de todas las épocas y de acontecimientos influyentes y sobre todo, ejemplos reales de equipos de protección personal e instrumentos de trabajo que datan, algunos de ellos, de los albores del siglo XX y que son francamente sorprendentes, además de suponer un alarde de ingenio y creatividad. Aquí tenéis algunos ejemplos:













A lo largo de la exposición nos encontramos con las primeras leyes que se dictaron en este sentido, que datan de los siglos XIII y XIV, por las cuales, por ejemplo, la Corona de Aragón obligaba a los patrones de los barcos a dar comida y bebida a sus tripulaciones al menos 3 veces por semana o con la primera institución española relacionada con la salud laboral, creada por Felipe II bajo el nombre de “Hospital Real para Laborantes del Escorial”.

Muy a finales del siglo XIX, aún se trataba de poner límites legislativos a situaciones laborales que hoy en día, nos parecerían aberrantes. Así, por ejemplo, el Proyecto de Ley sobre el “trabajo de la mujer y de los niños”, entre otras muchas disposiciones, limitaba el acceso al trabajo, prohibiéndolo a los niños menores de 10 años y “protegía” a los niños de 10 a 14 años, limitando su jornada a “tan solo” 6 horas diarias en establecimientos industriales y a 8 horas en el comercio.

Con la llegada del siglo XX, comenzamos a encontrar las primeras leyes digamos “modernas” y realmente protectoras de la salud y la seguridad de los trabajadores. El descanso en domingos y festivos y la Ley de Accidentes de trabajo de 1900 (conocida como la Ley Dato), que por primera vez establece la responsabilidad del empresario sobre los accidentes que sufren sus operarios, son buen ejemplo de ello. Sin duda, se empiezan a lograr grandes mejoras sociales.

Así vamos conociendo stand tras stand, los avances que cada época fue trayendo según sus propias circunstancias. Llegamos a la República, periodo corto pero muy fructífero en la consecución de nuevas normas en defensa de la mejora de las condiciones de trabajo.

Sin embargo, tras la guerra civil y con la llegada de la dictadura, se abre un período sin libertad sindical, lo cual hace que aunque se realizara un esfuerzo legislativo, la cosa se estancara bastante.

Por último podemos ver cómo poco a poco se irán conquistando nuevas metas, hasta llegar a uno de los puntos de inflexión más importantes en toda esta historia y que parece que marca realmente un antes y un después en toda esta carrera contra reloj; La Ley de Prevención de Riesgos Laborales de 1995, a partir de la cual, todo parece que va a avanzar más rápido y de manera más eficaz.

El tiempo nos dirá si esto es cierto o no, pero lo que si está claro es que una sale de esta exposición con dos ideas; una, que aunque a veces nos parezca lo contrario, hemos avanzado un gran camino desde aquellos tiempos en los que un trabajador era poco más que mano de obra sin derechos y la otra, que aunque todo esto se haya hecho, quizás nos quede un camino más largo de lo que esperamos, teniendo en cuenta las cifras de accidentes laborales que todavía debemos soportar y que pueden hacernos pensar que aún hay algo que debemos estar haciendo, cuando no mal, al menos no muy bien.

Como conclusión, animaros a que visitéis esta exposición, organizada por el Instituto Nacional de Seguridad e higiene en el Trabajo, Fundación F. Largo Caballero y la mutua Fraternidad, en horario ininterrumpido de 9:00 de la mañana a 19:30 de la tarde. Merece la pena.

¿Queréis hacer un recorrido virtual por la exposición?

No hay comentarios :

Publicar un comentario