martes, 2 de abril de 2013

“Hasta el 2005 prácticamente no había control, ni sanciones en las instalaciones contra incendios”

PEDRO RODRÍGUEZ, Dirección de Administración y Seguridad Industrial del Gobierno Vasco. 
En los último años la tramitación de instalaciones contra incendios ha evolucionado, pero mucho. Un control real y una mayor agilidad son las nuevas líneas que se están implantando desde el Gobierno Vasco, con el fin de aumentar la seguridad en el menor tiempo posible. Pedro Rodríguez, Técnico en la Dirección de Administración y Seguridad Industrial del Gobierno Vasco, nos habla sobre la situación actual y futura de este tipo de tramitaciones.

-¿Por qué la tramitación de prevención contra incendios tiene tanta importancia en la actualidad?
"Tal vez motivados por los accidentes y percances del pasado, la prevención contra incendios ha ido adoptado una mayor importancia con el fin de proteger tanto a las personas, como a los bienes. La verdad es que no había un control realmente efectivo por parte de las administraciones, anterior al 2005 y yo creo que era realmente una preocupación el no tener un control reglamentario. En la actualidad, se han desarrollado reglamentaciones nuevas que, de alguna forma, han impulsado tanto la protección contra incendios en establecimientos industriales como en establecimientos no industriales."


-Cuál era el problema:  ¿la falta de control o la falta de homogeneidad?
"Había una reglamentación básica, con una certificación muy genérica y que apenas se  estaba recogiendo, ni controlando. Existía una responsabilidad a través de la certificación, pero no se regulaban las competencias. Con la reglamentación actual, en cambio, comienza una regulación de los requisitos técnicos de protección contra incendios en base al nivel de riesgo y características de los edificios."


-¿Qué características tiene la protección contra incendios con respecto a otros riesgos?
"La principal característica es que todas las situaciones de protección contra incendios tienen un carácter de instalación pasiva. Es decir, así como la baja tensión o el gas están en constante funcionamiento, en el caso de la protección contra incendio no tiene porque funcionar si no ocurre ningún incidente. Lo que se pretende es que cuando exista el riesgo funcione y dé respuesta a la necesidad de lo que está ocurriendo."

-¿Cuales son los requisitos de una buena instalación?
"Principalmente seguir la reglamentación, ya que será esta quien de unas serie de requisitos en función de la tipología del edificio, de la superficie el edificio, de la altura, de la carga-fuego que tenga el edificio por dentro y de las posibles salidas de evacuación y sus características. En resumen, existen una serie de factores a tener en cuenta por el proyectista para que, de acuerdo con el reglamento, valore el riesgo de cada edificación y, posteriormente, determine los elementos necesarios de protección contra incendios."


-¿Qué cambios o mejoras se están realizando en este ámbito?
"Uno de los principales cambios es el plazo que la administración hacía esperar en la tramitación de cualquier tipo de documentación de este ámbito. Se supone que si alguien está certificando a la administración que está bien hecho, ¿por qué va a esperar 15 días a que la administración revise o vaya a verlo si ya han intervenido un técnico y un instalador que lo certifican? Con esta filosofía, la nueva directiva de servicios considera todo el mundo ‘bueno’ a priori, facilitando, por un lado, que las empresas trabajen de forma rápida y de forma adecuada y, por otro, que  la administración sea ágil en auditar o supervisar las instalaciones que están en trámite."

-¿Por qué es tan importante esa agilidad en la tramitación?
"Es muy importante para la situación económica-empresarial en la que nos encontramos. Si se quiere incentivar el trabajo en empresas e instaladoras se tiene que agilizar todo, porque sino estaríamos retrocediendo a hace 50 años, cuando la administración tardaba muchísimo en cada uno de sus pasos. Este tipo de estancamientos no los entenderían hoy en día ni los empresarios, ni el sistema económico."


-¿Cuales son los futuros pasos previstos en la tramitación de este ámbito?
"Lo que está previsto es, sobre todo en la parte del código técnico de la edificación, es pasar más responsabilidades a los instaladores, ya que de momento se escudan en un proyecto y una dirección de obra de un técnico competente. En este sentido, se quiere ajustar al derecho y a la regulación que hay a nivel Estatal en estos campos. Para ello, el instalador será quien se haga responsable de las instalaciones, dejando para otros ámbitos con mayor riesgo o complejidad la intervención de un técnico titulado."

-Hablando de seguridad, ¿cómo ha evolucionado la prevención contra incendios?
"Creo que vamos por buen camino porque hasta el 2005 prácticamente no había control, ni sanciones en las instalaciones contra incendios. En la actualidad, debido a los controles y sanciones, todos intentan adaptarse a las nuevas exigencias. De esta manera, y a pesar de la crisis,  ha aumentado el número de expedientes. Esto quiere decir que las instalaciones de prevención contra incendios se están legalizando de una forma correcta. En los últimos años quizás hubo una cierta dejadez, pero en estos momentos creo que estamos en un marco en el que todos los agentes intentan hacer las cosas bien. También, porque hay más conocimiento, más campo de trabajo y mayor transmisión de tecnología desde otros países o, incluso, de otros ámbitos."


Artículo elaborado por: Zuriñe Álvarez

No hay comentarios :

Publicar un comentario