lunes, 6 de mayo de 2013

IÑAKI GALLASTEGUI ZUAZUA, DIRECTOR SERVICIO DE PREVENCIÓN DEL GRUPO EROSKI


“Quiero que la prevención sea prestigiada, porque si no te conviertes en el ‘fantasmita’ que deambula por la empresa”

Transferir e implantar una filosofía de prevención a cada uno de los trabajadores y directivos en una empresa es una tarea ardua. Cuando esta labor se quiere llevar a cabo en una empresa con más de 50.000 trabajadores dispersados en 2.000 centros de diversos formatos, podríamos incluso decir que nos encontramos ante un objetivo casi imposible. Sin embargo, Iñaki Gallastegui Zuazua, Director de Servicio de Prevención del Grupo Eroski, lo ha conseguido.

¿Cómo es el trabajo de Prevención en una empresa tan grande como es el Grupo Eroski?
Es complejo, pero lo primero que tienes que hacer para establecer una política de prevención es conocer la empresa. El Grupo Eroski, por ejemplo, tiene dos características especiales: una, es el gran tamaño y la otra, la dispersión y  tipo de sucursales que tiene. No obstante, y en contrapartida, tenemos una actividad que no tiene muchos riesgos laborales y eso es positivo. Teniendo en cuenta estos factores se ha establecido una política que defina todas las actuaciones de prevención que se llevan a cabo de una manera integrada: la parte especializada la hacen miembros del servicio de prevención y la parte no necesariamente especializada la hacen las propias personas del proceso productivo.



De esta manera, al incluir a los trabajadores en esta política de actuaciones, ¿se podría decir que la actuación preventiva es más real?
Si, pero debido a nuestras dimensiones, si no fuera de esta manera sería imposible controlarlo. Imaginemos, por ejemplo, la restitución de un guante del departamento de charcutería de uno de nuestros supermercados, ¿quién valora cuando hacerlo? Nosotros pensamos que quien mejor lo va ha hacer es una persona del mismo centro, para que la toma de decisiones de este tipo sea ágil y real. De todos modos, existen actuaciones de control por parte del sistema de prevención que consisten en inspecciones programadas para ver si el funcionamiento es correcto y para poder ajustar los procedimientos a las necesidades que vayan surgiendo.

¿Cómo haces para difundir esta  mentalidad de prevención a cada uno de vuestros empleados en una empresa tan grande?
Es complicado, pero llevamos muchos años con una estructura preventiva en esta casa y, por supuesto, el tiempo es un factor que ha ayudado en su implantación. Sin embargo, la concienciación es un elemento difícil que necesita de dos situaciones: por un lado, que el consejo de dirección asuma que la actuación preventiva es una actuación necesaria en el consejo ejecutivo de la empresa y, que además, le de valor. Por otro lado, también es necesario que los miembros del servicio de prevención tengan una visión de empresa para que la prevención no sea una actuación aislada y así, de alguna manera, las relaciones laborales de la empresa también sean impregnadas de esta actuación preventiva.

¿Por qué es necesaria esa impregnación?
Desde mi punto de vista, la concienciación de los trabajadores se basa en la confianza en la estructura preventiva de la empresa. Necesitamos encontrar el equilibrio para poder tener prestigio, ya que de lo contrario,  puedes convertirte en un elemento facilitador de un posicionamiento o del otro.

¿Crees que en algunas situaciones las actuaciones preventivas pueden ser consideradas como un impedimento para el trabajador?
Hay veces que nuestra actuación parece que defiende a la empresa y otras veces parece que defiende al trabajador, cuando en definitiva, lo que estás haciendo es llevar a cabo tu objetivo de eliminar riesgos o minimizarlos, es decir, hacer un buen servicio de prevención. Te voy a poner un ejemplo: en un proceso productivo existe un ruido, por ello, es preciso llevar el elemento preventivo individual de tapones y, además, debido al nivel de ruido, cada ciertos años hay que hacer un reconocimiento especial a los trabajadores de ese entorno. Como prevencionista mi prioridad es luchar a favor de la salud de los trabajadores y eliminar, en este caso, el foco de ruido. Pero si lo eliminas, el problema puede redundar en un segundo nivel, en algo que para los trabajadores resulta de primera instancia: el sueldo.

En el Grupo Eroski, no sólo existe una larga tradición por la prevención, sino también por el cuidado de la salud y de lo emocional de los trabajadores, ¿por qué es tan importante?
Los pilares de PRL son  Seguridad, Ergonomía e Higiene, pero existe una especialidad más, una especialidad médica, que hay que controlar: la Vigilancia de la Salud. En Eroski, gracias a mi trayectoria profesional en medicina de prevención, se ha ido creando a lo largo de estos años una especial atención a la Salud Laboral. De esta manera, a parte de la línea de reconocimientos, tenemos una línea de formación, como puede ser “La escuelas de espalda”. Por otro lado, hay otro aspecto muy importante, que personalmente me gusta mucho, que consiste en la prevención de enfermedades relacionadas con las emociones: por ejemplo, en esta casa se han llegado a impartir talleres como: ayuda para mejorar la autoestima, desintoxicación tabáquica y talleres contra la depresión. La sociedad actual tiene este tipo de problemas y  todo el mundo se encuentra ansioso, con bajonazos. Aunque parecen cosas de baja enjundia son problemas que afectan mucho en el día a día.

¿Cómo era la respuesta de los trabajadores a este cuidado de lo emocional?
¡Estaban encantados de la vida! El problema es que tiene un coste y en esta época de penuria económica todo esto se ha reducido a lo mínimo, pero hemos tenido años, no muy lejanos, que podían participar más de mil personas en este tipo de talleres. En estos momentos, nos estamos dedicando más a lo sustancial como por ejemplo: ofrecemos a todos aquellos trabajadores mayores de 50 años pruebas gratuitas para detectar el Cáncer de Colón, segunda causa de muerte en nuestra sociedad.

De cara a un futuro cercano, a Iñaki Gallastegui, ¿cómo le gustaría que fuera el nuevo panorama de Prevención y Salud laboral?
Sobre todo quiero que la prevención sea prestigiada, porque sino es así, te conviertes en el ‘fantasmita’ que deambula por la empresa y llegar a obtener prestigio no es fácil, ya que, en teoría, aportas poco valor añadido a la empresa. 

Artículo elaborado por: Zuriñe Álvarez

1 comentario :

  1. Eroski tiene un excelente nivel en PRL.

    Nos gusta trabajar con vosotros y sois una referencia como empresa que nos facilita trabajar seguros como subcontrata.

    Angel Vidal

    ResponderEliminar