martes, 23 de julio de 2013

“Cada ola es diferente; hay que aprender a leer lo que te está pidiendo que hagas”

OLA TUBO SURF SOPELANA
Es momento de sol y de playa. El ambiente veraniego nos hace pensar en hamacas, toallas, piscinas y mar, ¡mucho mar! Precisamente es en este medio salado donde podemos practicar uno de los deportes más reconfortantes y liberadores, según nos transmiten los usuarios del surf.
Hemos viajado hasta Sopelana, un pueblo de la costa vizcaína que cuenta, desde hace 15 años con la Escuela de Surf que dirige Gorka Yarritu. Surfista hasta la médula, su afición le ha hecho viajar por diferentes rincones del planeta, disfrutando  de diferentes olas y aprendiendo las peculiaridades de  un elemento muy reconfortante pero al que hay que respetar: el mar.
Mientras realizábamos esta entrevista, nos dejó muy claro que al mar hay que escucharle muy bien y saber leer lo que nos dice, antes de subirnos a una tabla.

GORKA YARRITU - ESCUELA DE SURF SOPELANA
. ¿Cuánto tiempo llevas dedicado a este deporte?
Llevo 30 años haciendo surf y con la escuela 15. Desde que yo empecé en este mundo, las cosas han cambiado mucho. Antes no había casi medios y no existían apenas referencias. Yo aprendí porque tuve la suerte de que un amigo que surfeaba me dejó su tabla y me enseñó cómo hacerlo. Viajando por diferentes lugares, me di cuenta de que el tema de la escuela de surf podía ser interesante, ya que por aquí no había, y en otros países había funcionado bien. Creí que podía ayudar a todos aquellos que quisieran aprender. Y aquí estoy 15 años después.

 . Para ti, ¿cuál es la parte más bonita de esta práctica deportiva?
Que todo el mundo puede, de una manera o de otra. Es un deporte que sienta muy bien, porque se desarrolla en un medio, que es muy beneficioso, incluso a nivel terapéutico, que es el mar.
El oleaje es especialmente bueno. Te da equilibrio y calma interior. Es un deporte regulador. Yo necesito mi dosis diaria de mojarme subido a mi tabla, haga el tiempo que haga. A mí, la playa me transmite tranquilidad. Estar frente del horizonte, que no te lo impida nadie, ni te moleste…es lo mejor.

. ¿Y la parte mala?
Pues que cuando estás enganchado a este deporte, te molesta saber que esto no es cuando quieres, si no cuando puedes. Las condiciones de las olas son las que mandan. A veces no está bien y te pones ansioso por querer entrar. Esa es la única parte mala.

. ¿Cuál es la lección más importante que te ha dado tu experiencia dentro del surf?
Es un tema que hay que tomárselo para disfrutar. En la competición, estaba muy obsesionado con el rendimiento y, a veces, perdía la sensación de que hay que disfrutar. Es muy importante el respeto que adquieres al medio en el que te mueves.

. ¿Cuál es protocolo de seguridad en este deporte?
Lo más importante es no tener la osadía de creer que puedes entrar sin más, con una tabla en la mano. No es un deporte tan arriesgado como parece. Pero hay que conocer mucho la playa. Si no conoces sus condiciones, la corriente te puede llevar a una zona con rocas o algo parecido, y el pánico te puede jugar la peor pasada. Tienes que saber ver e interpretar el mar, y eso te lo enseñan en las escuelas.
La tabla es el perfecto flotador y lo usan hasta los propios socorristas como material de salvamento. Además, las olas son transportadoras hasta la orilla. Habría que coger la ola rota, ponerse en posición, y dejarte llevar. Enseñamos a ver cómo hay que reaccionar, saber mantener la calma y leer las olas. Cada ola es diferente; hay que aprender a leer lo que te está pidiendo que hagas.
También es importante saber con qué tabla estás surfeando y cómo son las que llevan otros que en ese momento estén practicando ese deporte contigo.

. ¿Qué características destacadas diferencian las tablas de surf de los diferentes niveles de usuarios?
Las que usamos en la iniciación son tablas blandas, que son totalmente seguras a nivel de golpes. Las que ya son para usuarios avanzados, están hechas de fibra de vidrio. Se enseña la técnica de puesta en pie, pivotar y dirigir hacia dónde queremos ir.

ESCUELA DE SURF SOPELANA
. ¿Os encontráis a mucha gente que viene por libre y que no ha pisado una escuela en su vida?
Viene mucha gente que ha tomado su propia iniciativa en el surf, con decisiones incorrectas, que tiene muy buenas condiciones físicas, pero por falta de técnica, no consiguen avanzar. A esa gente se le enseña el material que deben usar para su nivel, la técnica que deben seguir, y rápidamente progresan. Si no tienes una tabla adecuada a tu nivel, físicamente es imposible que te responda. Tiene que estar adecuada a tu peso, altura y cualidades.

. ¿Qué es lo que enseñáis en esta playa, en materia de seguridad?
Las primeras clases que se dan, depende del día y sus condiciones, es aprender a ver las corrientes, que son agua que entra y que busca una salida. Cuanta más agua entra, más corriente genera. La iniciación es en la orilla, cuando la ola ya ha roto, porque no se tiene la condición física para remar hasta atrás, ni para poder seguir a la ola.
Hay unas pautas, de separación entre surfistas, por seguridad, para que no haya choques. Pero tampoco hay muchos riesgos. Es más lo que parece. La tabla nunca debe estar delante de ti en tu entrada al mar, porque te puedes llevar un golpe con el oleaje. La tabla siempre separada del cuerpo, en un lateral o atrás. Si ves que la ola es muy fuerte, sueltas la tabla, que va sujetada al pie con el invento, la buceas, y luego la recoges.

. ¿Qué pasos hay que seguir cuando todo se complica?
Las olas no son tan peligrosas como parecen. Es agua que entra y que busca una salida. Nuca hay que remar contra corriente, sino en diagonal y hacia la rompiente, porque es un perfecto transportador hacia la orilla. Este deporte se basa en coger corrientes que te llevan hacia las rompientes. Ese es el mayor paso a seguir; el principal.
Suele ser el miedo el que te traiciona y te hace pensar que estas en una situación de mayor riesgo de lo que realmente es. Antes de meterte, tienes que dedicar un tiempo a mirar el mar y estudiarlo.

. ¿Cómo os preparáis físicamente para surfear?
Es un deporte que exige bastante flexibilidad, resistencia y fuerza. Hay que desarrollar todas las cualidades físicas básicas. Además hay tablas que te exigen más. Hay que complementar con más preparación física, como la piscina, que te aporta capacidad torácica. Es fundamental trabajar el equilibrio. Y a nivel de seguridad, saber leer la mar. Para estar cómodo en el agua, tienes que tener buena forma física, pero con un buen golpe de pura motivación, porque estás mucho más receptivo, y todo sale.

. ¿Cuál es la ola más deseada para un surfista?
Es cuestión de gustos. Hay una gran variedad de olas. Las hay de tubo, gruesas y tranquilas, hay diversas modalidades y sabes cuáles son las que te aportan y en las que te encuentras más cómodo. A mí me gustan las olas tuberas y potentes, que son rápidas y tienen un contraste de profundidad bastante alto, que es lo que hace que la ola salga y forme esos tubos.

. ¿Con cuál es con la que te has llevado un mayor susto?
En Lanzarote, con una ola que hay allí, que se llama “el quemao”, que tiene fondo volcánico. Aquí, la de Mundaka, es famosa porque hace grandes tubos, pero es de fondo de arena, y da lugar a cambios; por eso es bastante dinámica. Pero como se reúnan todas las buenas condiciones, puedes coger ahí las mejores  olas del planeta.

. ¿Cuáles son las olas más adecuadas para el aprendizaje?
Aquellas en las que el contraste con el fondo sea menor y el choque no produzca olas muy fuertes, y así rompan más despacito.

. ¿Qué tipos de accidentes suelen darse?
Con las tablas que utilizamos, no suelen darse accidentes en la iniciación. A nivel experto, suelen ocurrir esguinces, roturas de ligamentos y desgarros musculares, por el golpe de las olas.

. ¿Qué consejo darías a aquellas personas que quieren aprender a surfear?
Que vaya a una escuela de surf, lo primero y fundamental, para que no se lleve un susto inicial y se traumatice, de tal manera que ya no quiera seguir. La manera más adecuada es aprendiendo de la mejor forma, sin coger vicios ni malos hábitos y pueda disfrutar mejor. Así, el tiempo que dediques va a ser mucho más óptimo y seguro, que es la mejor inversión. Las escuelas son necesarias porque te orienten a cuándo debes entrar y dónde. Porque la playa es muy grande, pero no todas las partes son aptas para este deporte y su aprendizaje.

Artículo elaborado por: María Alcubilla

No hay comentarios :

Publicar un comentario