martes, 20 de agosto de 2013

¿Estaríamos a salvo de unas inundaciones como las del 83?


ENTREVISTA A:
JOSU ZUBIAGA, VICECONSEJERO DE SEGURIDAD DEL GOBIERNO VASCO
y RICARDO OLABEGOYA, DIRECTOR DE PROTECCIÓN CIVIL DEL GOBIERNO VASCO EN 1983

 
Hace 30 años, el 26 de agosto de 1983, una tromba de agua sorprendió a todo el País Vasco arrasando 101 municipios, causando pérdidas por más de 120.000 millones de las antiguas pesetas (más de 720 millones de euros) e incluso acabando con la vida de más de 30 personas. Los datos que proporcionan las estaciones meteorológicas sitúan el 2013 como el año más lluvioso registrado hasta la fecha, por lo menos en el País Vasco. Así que nos preguntamos, ¿qué pasaría si volviera a llover como aquel fatídico día? Josu Zubiaga, Viceconsejero de Seguridad del Gobierno Vasco y Ricardo Olabegoya, Director de Protección Civil del Gobierno Vasco en 1983, nos lo explican.



- ¿Podría la lluvia hacernos revivir unas inundaciones como las de 1983? 

Josu Zubiaga Viceconsejero de Seguridad Gobierno Vasco
Josu Zubiaga (Viceconsejero de Seguridad EJ/GV)
Josu - Si llueve como llovió en el 83 habría inundaciones igual o parecidas a las que hubo, pero de menor repercusión porque hay mas trabajo realizado sobre las cuencas de los ríos, pero también nos inundaríamos. Aunque vamos a estar más prevenidos porque podemos actuar con 24-48 horas de antelación e incluso 6 horas antes sabremos con seguridad cómo y de qué manera serán las precipitaciones. Con lo cual, vamos a poder preparar los dispositivos, vamos a poder avisar a la población y disminuir los daños a personas y a bienes.

- ¿Hubo algún factor que hizo más grave la situación?  Ricardo - Pues si, empezando por los servicios de rescate y las autoridades que estaban todos en servicios mínimos porque era agosto y estaban de vacaciones y esto fue una circunstancia desde luego fundamental.

- Y en cuanto a los factores meteorológicos, ¿qué factores agravaron la situación?
Ricardo Olabegoya Director de Protección Civil Gobierno Vasco 1983
Ricardo Olabegoya (Dir. Protec. Civil EJ/GV 1983)
Ricardo - El fenómeno era difícilmente previsible. Se vio que venían unas tormentas, pero debido a las herramientas de previsión de entonces era difícil saber la magnitud. Aun y todo ¡tuvimos suerte! porque el comportamiento de la mar fue muy bueno ya que no hubo ni mar de fondo, ni olas grandes, facilitando en cuencas bajas el desagüe y siendo el desastre menor en esta zona.

- Siempre se habla del excepcional comportamiento de los ciudadanos en aquella situación, ¿crees qué el voluntariado fue fundamental?
Josu - Fue increíble, la gente salió a la calle de sus casas y cogió una pala y se puso a trabajar sin saber muy bien que hacer porque no existía la comunicación y, por lo tanto, la coordinación que hay ahora.

- ¿Hemos aprendido algo de aquella experiencia?
Josu - Aquella experiencia nos aporto la necesidad de tener un buen sistema vasco de emergencias, sobre todo la importancia de la coordinación institucional. Este  aspecto es algo que no se ha abandonado, al contrario, se sigue profundizando.

- Tengo entendido que el sistema de trabajo que se utilizó entonces sigue siendo referente hoy en día.
Ricardo – Hasta aquella fecha sólo teníamos un planteamiento teórico sobre aquel nuevo sistema. Lo que era insostenible era que cada servicio hiciera la guerra por su cuenta: había que sumar y coordinar. Una idea bien sencilla, de la que se había hablado muchas veces y que de una manera urgente pusimos en práctica entonces. Unificamos y centralizamos todo los servicios. De aquel sistema nació el número de emergencias ‘112’, que en aquella época era el ‘088’.

- ¿Qué conclusiones sacaríais?
Ricardo - La primera conclusión positiva es que el sistema de actuación incipiente que teníamos, fue un sistema que funcionó. Aunque partió de un modelo teórico, ha sido el esqueleto que nos ha servido para hacer las cosas en la actualidad.  Incluso en ocasiones, gracias a este sistema, hemos sido referente en conferencias.


- Aunque se preparen cada uno de los supuestos, las catástrofes meteorológicos siempre son impredecibles en su totalidad, ¿estaríamos preparados?
Josu - Cuando suceden las catástrofes evidentemente todos los sistemas están preparados para coordinar y avisar a la población, pero en el momento siempre surgen imprevistos que solucionar. Yo creo que tenemos uno de los sistemas de protección civil mejores de Europa: tenemos una buena coordinación institucional y muy buenos profesionales. Ahora bien, si algún día nos toca un hecho similar a este sería cuando nos pondríamos a prueba realmente y al igual que en el año 83, no tengo ninguna duda de que saldríamos adelante.

Ricardo – Además, tenemos un sistema de predicción meteorológica e hidrológica mucho más potente, con lo que sería más difícil que ocurriera algo parecido. Aunque ¡cuidado! eso no quiere decir que no pueda pasar. Imaginemos por ejemplo ¡que sufrimos un Katrina! Con esto quiero decir que las probabilidades de que pase algo muy gordo son realmente muy bajas, pero puede pasar, así que nunca se debe bajar la guardia.


Artículo elaborado por: Zuriñe Álvarez

1 comentario :

  1. Gracias a la colaboración de uno de nuestros lectores, hemos procedido a la subsanación de algunos errores en este artículo.

    Agradecemos sus aportaciones para poder mejorar y que este sea un espacio fidedigno y de interés.

    Gracias.

    ResponderEliminar