martes, 23 de septiembre de 2014

“El riesgo es inmenso”


ENTREVISTA A DAVID COLTURI, SALTADOR DE RED BULL CLIFF DIVING SERIES

Imagínate que te sitúas en el borde de un paraje impensable. Bajo tus pies, una caída libre de casi treinta metros hasta el agua. Cientos de personas y cámaras observan y recogen cada uno de tus movimientos. Lo has ensayado un millón de veces, pero sabes que si hoy no lo vuelves a hacer perfecto, las consecuencias pueden ser muy graves.
David Colturi, uno de los grandes clavadistas de Red Bull Cliff Diving nos habla de su experiencia en uno de los deportes más extremos de la actualidad.

¿Se siente miedo?
Todos sentimos miedo cuando vamos a saltar, pero este miedo es sin duda un elemento necesario porque las consecuencias pueden ser muy graves y el cuerpo tiene que prepararse, tiene que ponerse en alerta. Existen diversos grados de miedo, y cada buceador debe aprender a controlar sus miedos para que no les afecte.

Y supongo que la relajación será de vital importancia, pero ¿cómo puede uno relajarse cuando va a saltar desde una altura de más de 20 metros?
Las técnicas de relajación son la clave para mantener la calma y concentración antes de un salto. Estas herramientas mentales se agudizan durante años de práctica y requieren tanta dedicación como la preparación física para este deporte. Estar centrado es imprescindible ya que la pérdida de concentración en una fracción de segundo puede ser la diferencia entre realizar un buen salto o golpearse en la  inmersión y tener consecuencias fatales.

¿Es posible acostumbrarse a este tipo de deporte tan extremo?
Es definitivamente posible llegar a acostumbrarse, aunque no lo parezca. La experiencia sin duda juega un gran papel en este deporte y reflejo de ello es la diferencia de nivel que se puede apreciar entre los nuevos saltadores y los más veteranos.

Es evidente que el riesgo está intrínseco en cada uno de los saltos, pero ¿de cuánto riesgo estamos hablando realmente?
El riesgo es inmenso. Incluso cuando se ejecuta un salto con éxito, al entrar al agua existe la posibilidad de lesión por el choque. Los músculos tienen que ser suficientemente fuertes para resistir la fuerza del agua que golpea el cuerpo desde todos los ángulos y sin duda, el peor de los casos es cuando se aterriza en posición horizontal sobre el agua, ya que se puede tener consecuencias fatales como una hemorragia interna, pulmones perforados, costillas magulladas o incluso pérdida del conocimiento.

En cuanto a la seguridad, ¿es fundamental el apoyo de rescate?
A pesar de que el riesgo es grande, hay algo que consigue calmar nuestra mente: el amplio equipo de seguridad y apoyo. La prioridad de Red Bull, número uno en la organización de este tipo de eventos, es la seguridad, y siempre hacen un excelente trabajo poniendo a las personas adecuadas preparadas para actuar en el peor de los casos. Cada vez que saltamos, hay buzos de seguridad en la zona de aterrizaje para la ayuda inmediata, y los equipos médicos en embarcaciones cercanas, ambulancias y, si es necesario, helicópteros.

¿Cuál es la clave para hacer un buen salto?
La clave para hacer un buen salto e inmersión exitosa consiste en hacer los preparativos físicos y mentales necesarios de antemano, y mantenerse tranquilo, confiado y concentrado.

¿Qué te pasa por la mente justo antes de saltar?
Es importante mantener las cosas tranquilas justo antes del salto. Darle demasiadas vueltas es una de las peores cosas que puedes hacer, porque puedes perder el foco en el momento crucial. A mí personalmente, me gusta pensar en una o dos señales simples de referencia respecto a la  posición del cuerpo o, simplemente, crear un estado de ánimo tranquilo,  permitiendo de una manera natural que la memoria muscular del cuerpo se haga cargo del resto.

¿Cómo es el entrenamiento y preparación para este tipo de desafíos?
La capacitación para este tipo de deporte es un proceso que se lleva a cabo durante muchos años. Tener la preparación física y habilidad técnica acrobática para completar múltiples volteretas y giros conlleva miles y miles de horas de práctica en la piscina o en el gimnasio. Además de esto, debes de estar en excelente condición física para manejar la fuerza de entrada en el agua y esto requiere un compromiso profesional constante para mantener la aptitud, fuerza y ​​condición necesarias. Por otro lado, entrenamos muy estrictamente la mente para controlar el miedo al salto, al impacto con el agua y para saber llevar la presión por la competición.


¿Cómo se llega a ser parte de esta competición? ¿Cuál es el camino para llegar hasta aquí?
El camino para convertirse en uno de los saltadores se inicia con la creación de una presentación en video que  recoja todo tu proceso de preparación, habilidades y dominio de cualquier nivel: desde los saltos directos a la piscina, hasta los que realices sobre un trampolín de 27 metros. En base a ese vídeo te califican y te dan o no la oportunidad de probar en una de las competiciones.

¿Son este tipo de  saltos adictivos?
¡Claro que sí! Este tipo de saltos pueden ser adictivos a un tipo especial de persona. A nosotros nos encanta este deporte tal y como es: saltar desde alturas impensables, volando por el aire y creando arte mientras dominas la gravedad.


 Artículo elaborado por: Zuriñe Álvarez

No hay comentarios :

Publicar un comentario