martes, 28 de julio de 2015

La bicicleta, una cuestión de convivencia



Hay cosas que no pasan de moda, que continúan a pesar de la revolución tecnológica que les amenaza. Una de ellas es la bicicleta. Este tradicional medio de transporte tan noble y ecológico que ayuda a desplazarnos por la ciudad y la carretera, experimenta un auge hasta ahora nunca visto. ¿Será cuestión de moda?

J. J. Zamanillo, Jefe de Inspección Central de Tráfico de Bilbao y Javier Morán, Portavoz de la Asociación Bizizbizi.org nos ofrecen sus respectivos puntos de vista a cuestiones relativas a la seguridad y la prevención del uso de las dos ruedas.
  
-¿Usamos cada vez más la bicicleta?
JJ- El aumento de la utilización de la bicicleta es palpable: cada vez la gente lo usa más como medio de transporte o bien como un medio de ocio los fines de semana. No hay más que acercarte a la zona de Abandoibarra o Campo Volantín. Además, como la meteorología cada vez acompaña más, la gente lo usa más.
JM- Nosotros creamos la asociación en 1994 con el fin de hacer esta reivindicación, el uso de la bicicleta, no solo como medio deportivo, sino como otro medio de transporte, en especial en el medio urbano.

-¿Cómo debe ser la conducción desde vuestro punto de vista?
JJ- En principio, como todo lo relacionado con la conducción y sobre todo con respeto a las normas establecidas. Y por supuesto,  siguiendo las pautas  de convivencia, que son las mejores pautas a seguir a la hora de actuar.  Por otro lado, es importante que el ciclista se haga visible y que preste especial atención al resto de usuarios de la vía pública para poder garantizar la seguridad vial.
JM- Si no hay bidegorri, tienes que pensar que eres otro vehículo y por lo tanto, respetar las normas como un coche o una moto más. La parte más débil son los pasos de cebras, porque muchos peatones se guían por el oído a la hora de cruzar un paso de cebra y las bicicletas al no tener motor, no emiten sonido… y esto ha provocado más de un susto.

-¿Cuáles suelen ser los accidentes más comunes?
JJ-El año pasado hubo sesenta y seis accidentes en los que de alguna manera estuvo implicado una bicicleta y otro vehículo. Pero muchas veces suelen ocurrir por no ceder el paso en una intersección o pasar un semáforo en rojo.
JM- En mi opinión, uno de los errores más comunes es conducir demasiado pegado a la derecha: hay que ir por la derecha, pero recomiendo siempre dejar también una distancia de seguridad con el arcén y ¡los coches que están aparcados! Ya que pueden abrir una puerta o puede saltar a la calzada algún peatón sin darse cuenta que viene una bicicleta.
JJ- Tampoco debemos olvidar los atropellos de ciclistas a peatones: el años pasado se registraron ocho atropellos de ciclistas a peatones. La recomendación es que, si es posible, el ciclista no conduzca por la acera, porque muchas veces suele haber aglomeración de personas y es muy difícil llevar a cabo una conducción segura.

-¿Por dónde tienen que circular las bicicletas?
JJ- Cuando el arcén es practicable deberán ir por el arcén o por el bidegorri. En el resto de supuestos, deberán circular por la carretera, junto al resto de vehículos. Además, deberán ir por la derecha. Por otro lado, está el hacerse visible. Es muy importante que la persona que anda en la bicicleta se haga visible. Lo que dice la norma es que  solo hay que usar el chaleco cuando haya que usar el alumbrado, es decir: de noche. Pero es aconsejable su uso durante el día también para que el resto de usuarios de la carretera puedan verles con suficiente antelación.
JM-Yo pienso que la mejor manera de hacerte visible es conduciendo por la parte centro-derecha de la carretera, como un vehículo más y no tan pegado a la derecha como se suele recomendar.

-El chaleco es una de las medidas preventivas, otra muy popular es el casco. ¿Es este último elemento obligatorio?
JJ-Tanto el casco como el chaleco son una serie medidas pasivas de seguridad. En principio el casco, en vía urbana es obligatorio para menores de dieciséis años. En la vía interurbana sin embargo, es obligatorio para todos. Nosotros aconsejamos que en la ciudad se utilice también el casco, ya que una vez que se produce el accidente esas medidas de prevención pasiva aminoran y amortiguan las consecuencias del accidente.

 -¿Cómo valoráis la red de bidegorris ya existente y su futuro?
JJ- Lo lógico es que poco a poco los bidegorris y los carriles bicis vayan a más. Me gustaría destacar que a veces hay un mal uso, pero no por parte del ciclista, sino por parte de los peatones ya que suelen pasear o a caminar por los bidegorris. Entonces, como decía antes, no son solo normas reglamentarias, ¡son también normas de convivencia!
JM- Pienso que poco a poco van cogiendo el protagonismo que se merecen las bicicletas en la ciudad, pero creo que no se tiene en cuenta este medio de transporte a la hora de diseñar la circulación de la ciudad. En mi opinión, al igual que en otras ciudades,  se deberían hacer los carriles bus ciclables. Es decir, el carril específico para taxi, bus, sea también para bicicletas.
  
-¿Qué tema es el que más os preocupa?
JJ- Para mí hay dos temas principalmente. Por un lado, que el ciclista sea muy cuidadoso con los peatones. Y al revés: cuando hablamos de la carretera, el resto de conductores sean también muy cuidadosos con los ciclistas. En una bicicleta la carrocería es tu propio cuerpo. Y sobre todo, mantener la distancia de seguridad cuando se va adelantar y aminorar la velocidad.
JM- En mi opinión no se respeta la distancia de seguridad y a cuenta de eso pasan la mayoría de los accidentes. Accidentes, que por cierto, suelen ser muy graves.

-Ha habido un aumento de ciclistas que los fines de semana recorren las carreteras secundarias de nuestro país, lo que está causando una mayor accidentalidad. ¿Qué recomendación dais a estos deportistas?
JJ- Si circulan en grupo, intentar llamar la atención al resto de conductores para que no pierdan la paciencia e intenten adelantarles en cualquier tramo de la carretera. Es importante que los vehículos visualicen bien la maniobra que van a hacer, que la hagan en condiciones seguridad y, por supuesto, que el conductor respete la distancia cuando va a proceder a adelantar.
JM- Es cierto que se ha aumentado el número de ciclistas en la carretera, pero más que ciclistas que están en la carretera, son ciclistas que no tienen otra opción. Si tuvieran otro tipo de vía para usar con la bicicleta seguramente la usarían. De hecho, por este motivo, los nuevos aficionados de largas distancias se están declinando por la montaña.

ENLACES DE INTERÉS:
GUÍA DEL CICLISTA

AGENDA 21 AYUNTAMIENTO DE BILBAO
BILBAO Y LAS BICICLETAS

Artículo elaborado por: Zuriñe Álvarez

No hay comentarios :

Publicar un comentario