jueves, 17 de febrero de 2011

¿Sabías que en la Unión Europea mueren más niños por accidente que por la suma de todas las enfermedades infantiles juntas?

Según la Organización Mundial de la Salud, en Europa las lesiones son la principal causa de muerte en la infancia entre el año y los 14 años.
España ocupa el puesto 11 en el ranking de mortalidad infantil por lesiones en general (dentro de los 25 estados miembros) y entre las principales causas están las lesiones por accidente doméstico. Pero tratándose de niños, ¿cómo prevenirlas?

No todos los datos son tan pesimistas, y los accidentes infantiles se han reducido notablemente en los últimos años. Desde la Alianza Europea para la Seguridad Infantil, se proponen una serie de directrices encaminadas a reducirlos todavía más.

Por ejemplo, se proponen medidas de protección contra quemaduras, elementos de protección en el almacenamiento de productos nocivos en los hogares que impidan que los niños puedan acceder a ellos, envases protegidos y debidamente etiquetados, etc.
También elementos de protección ante el riesgo de ahogamiento en piscinas, barreras de seguridad para ventanas, balcones o en las propias cunas, etc., etc.

Lo que está claro es que todos debemos involucrarnos y los padres tenemos la principal responsabilidad e interés en ello a la hora de poner TODO de nuestra parte para evitar estos accidentes. En nuestra mano está que nuestro hogar, sea un lugar seguro.
Para ello, además de la vigilancia, factor fundamental, deberemos hacer un esfuerzo activo para informarnos sobre los productos que existen ya en el mercado y que nos pueden facilitar el camino.

Para asesorarnos sobre estos productos, hemos querido acercarnos hasta una de las tiendas de la cadena Kidy Froh, especializada en seguridad infantil, en la céntrica calle Rodríguez Arias de Bilbao. Su encargada, Beatriz Ruiz Martínez, nos ha transmitido la importancia de un buen asesoramiento a la hora de plantearnos qué debemos tener en cuenta para que nuestro hogar sea un lugar seguro para nuestros hijos.

Ante todo, información” nos aseguró. “Lo importante es dejarse asesorar sobre los peligros que existen en cada rincón de la casa e intentar que nuestros hijos no puedan acceder a ellos y dañarse”. Cada casa es un mundo y tiene sus propias características, por eso “es necesario que nos concienciemos de la importancia de adelantarnos a los peligros, para poder evitar males mayores”.

En el mercado existen infinidad de productos para ayudarnos a ganar esta batalla, algunos de los cuales tuvimos la oportunidad de descubrir durante nuestra visita.

Desde los más básicos y conocidos como los protectores de enchufes, esquinas, etc., intercomunicadores, chupetes con tapa incorporada, alimentadores para evitar atragantamientos, cucharas y bañeras con detector de temperatura, hasta objetos de lo más sorprendentes y curiosos, flotadores anti-vuelco para bebés, barreras para evitar que los más pequeños puedan tener acceso a los fuegos de la cocina, tronas que impiden que los peques puedan incorporarse solos (basados en los sistemas utilizados por las madres africanas), protecciones para las paredes de la bañera y los grifos o algo tan básico como una visera para evitar que el champú caiga sobre los ojos al lavar la cabeza.

Un sinfín de productos muy prácticos que nos pueden ayudar a vivir más tranquilos, sin necesidad en muchos casos, de hacer grandes esfuerzos económicos.

En cualquier caso, la preocupación por la seguridad infantil es siempre un tema de actualidad y que a todos nos toca más o menos de cerca. La información y el asesoramiento son fundamentales a la hora de lograr que los primeros pasos de nuestros hijos sean seguros.

Os animamos a conocer con mayor detalle El Plan de Acción de "Prioridades para la Seguridad Infantil en la Unión Europa”, elaborado por la Alianza Europea para la Seguridad Infantil (European Child Safety Alliance), del que se han extraído los datos estadísticos de este artículo

Guía de las Buenas Practicas en Seguridad Infantil




No hay comentarios :

Publicar un comentario