miércoles, 18 de mayo de 2011

“Catálogo de Experiencias de Seguridad Urbana”, un muestrario de grandes ejemplos para promover la seguridad

A principios de año la DGT publicó el Catalogo de Experiencias de Seguridad Vial Urbana, en el cual se recogen 34 municipios en los que se han llevado a cabo iniciativas, encaminadas a promover y mejorar la seguridad vial desde muy diferentes aspectos y que nos pueden servir a todos como inspiración.

Como reconocimiento a su trabajo les ofrecimos este espacio a todos ellos para que nos transmitieran su experiencia. Las iremos tratando de reflejar poco a poco. Hablaremos de Ayuntamientos como Verín, Alfaro, Seseña, Almería, Castellón, Donosti, etc., y de todos aquellos que nos quieran contar en primera persona sus iniciativas. En esta ocasión nos centraremos en el Ayuntamiento de Vigo y su “Programa de Sensibilización del Uso de Sistemas de Retención Infantil”.

Promovida por el Ayuntamiento de Vigo, el Departamento de Educación Vial de la Policía Municipal y el Servico de Salud gallego , esta iniciativa surgió hace unos tres años y tiene su origen en los datos aportados por diferentes entidades como el RACE o la DXT de Galicia que advertían que el mal uso de los Sistemas de Retención Infantil en los vehículos (SRI) eran la principal causa de lesiones y muertes infantiles en los accidentes de tráfico.

Por este motivo, pusieron en marcha el proyecto, que ha contado además con la colaboración del CTAG Centro tecnológico de automoción de Galicia, DGT, KIDY FROH y VITRASA (Transporte urbano de la ciudad de Vigo).
La experiencia ha consistido en una serie de charlas informativas, impartidas durante los cursos de preparación para el parto que organizan las matronas en los centros de salud de Vigo, para las mujeres embarazadas.
Se han impartido una media de 3 o 4 charlas al mes, con la presencia de dos monitores en cada una de ellas. En estas sesiones, los monitores del propio departamento de Eduación Vial, explicaban los diferentes tipos de sistemas de retención infantil que existen en el mercado y trataban de concienciar a las futuras madres sobre el uso correcto de los mismos, apoyándose en una presentación informática con diapositivas, material audiovisual, material impreso informativo y un cuestionario valorativo de las sesiones y el contenido.

En septiembre de 2010 se realizó un chequeo en los alrededores de centros infantiles como guarderías, para comprobar la situación real. Los resultados de la recogida de datos muestran que aunque la mayoría de los niños ocupaban habitualmente las plazas traseras, sólo un 6,1% utilizaba la plaza del medio, la más segura.
Se observó también que el 90% de los encuestados utilizaba una silla con homologación válida, pero en muchos casos la silla no estaba debidamente sujeta al vehículo o los niños no estaban debidamente abrochados, ya que tenían los arneses demasiado flojos como para servir de retención en caso de accidentes.

Como consecuencia de todo ello, se llevó a cabo una campaña de apoyo a base de carteles informativos que se colocaron en toda la ciudad y especialmente en los puntos estratégicos, en los que se insistía sobre la necesidad de prestar atención a la colocación y sujeción correcta de las sillas infantiles.

Los resultados de la iniciativa han sido rotundamente positivos: Las personas que asisten a las clases maternales, preguntan muy a menudo a las matronas cuándo se celebran las sesiones informativas e incluso los promotores han recibido solicitudes de centros de salud de los municipios limítrofes para recibir formación. Las casas comerciales de la ciudad preguntan a las personas que solicitan información para la compra de un SRI, si han asistido a la sesión formativa de la Policía Local e incluso propietarios o vendedores de tiendas de puericultura, comentan que hay una diferencia importante entre las personas que han asistido al curso y las que no, a la hora de comprar un SRI.

En resumen, un importante esfuerzo para mejorar la calidad y la seguridad en el transporte infantil y un gran ejemplo de cómo, a través de la educación y la formación, se puede conseguir cambiar las cosas y concienciarnos a todos sobre la importancia de saber utilizar los elementos de seguridad que tenemos al alcance de las manos en nuestro día a día.

No hay comentarios :

Publicar un comentario