martes, 10 de septiembre de 2013

Seguridad Biométrica, la seguridad del futuro

En el pasado, el proceso de autenticación era hecho manualmente por gente que física y mentalmente comparaba huellas dactilares contra tarjetas, rostros contra fotos de pasaportes y voces contra cintas grabadas. Hoy en día, dispositivos tales como escáneres, videocámaras y micrófonos pueden, electrónicamente, capturar y entregar estas mismas características biométricas para automatizar procesos y comparaciones. 

La seguridad Biométrica ha pasado de ser ciencia ficción a una realidad más que consolidada.


-¿Qué es la Biometría?

Ilko Garcia, Director de Tecnologías de Información de la empresa valenciana Umanick, nos explica en qué consiste este sistema:
A grandes rasgos, la biometría se basa en la premisa de que cada individuo es único y posee rasgos físicos distintivos como la imagen de nuestro rostro, las huellas dactilares de nuestros dedos, o el iris de nuestros ojos, pero también estudia nuestro comportamiento o la forma que tenemos de caminar para tratar de establecer patrones dinámicos que luego pueden ser útiles para identificarnos.

-¿Por qué es tan útil la biometría en el ámbito de la Seguridad?
Precisamente por su eficacia y capacidad demostrada que tienen para conseguir autenticar (identificar y verificar) de forma unívoca y segura a una persona. Gracias a sus características se han podido crear nuevos y mejores sistemas de seguridad que aportan beneficios para los usuarios, en comparación  con las técnicas de autentificación tradicionales que ya existen.

-¿Qué aporta esta tecnología?
La introducción de esta tecnología ha permitido utilizar una técnica de autenticación mucho más avanzada basada en “algo que el usuario es”, es decir: basada en alguna característica física o de comportamiento del usuario, añadiendo de esta manera mayor seguridad y comodidad.

-¿En qué casos se recomienda el uso de Biometría?
Yo creo que la biometría es apta para utilizarse en cualquier sistema de seguridad, independientemente de su alcance o tamaño u objetivos. Actualmente, la huella dactilar es la solución mayoritaria para este uso debido a su alto grado de madurez y su coste, ya que hoy en día ya se puede implantar por un precio no muy elevado. Además, al ser muy cómoda y conocida, esta siendo muy aceptada en general. Sin embargo, y aunque su presencia sea menor, el reconocimiento de iris y el reconocimiento facial se presentan como una futura alternativa.

-¿Cuál es su mayor ventaja o puntos fuertes?
Yo diría que la mayor ventaja es su comodidad y seguridad respecto a los sistemas tradicionales como las contraseñas, llaves, tarjetas etc. Para los accesos con tecnología biométrica no es necesario el uso de ningún otro dispositivo más que nosotros mismo, así que: ¡es más difícil que sean robados! Además, utilizando la biometría también hacemos que los sistemas de seguridad sean menos vulnerables ante el espionaje.

-¿Y su desventaja o punto débil?
Las desventajas son pequeñas, pero serían, por un lado, la complejidad que requiere en el registro inicial del usuario y la dificultad de regeneración de las credenciales y, por otro, el coste de implantación. Aunque si que es cierto que esto último se suele compensar con el menor coste de mantenimiento.

-¿Existen diferentes técnicas biométricas? ¿Cuáles son?
Existen una gran variedad de técnicas biométricas que se agrupan en dos grandes grupos. En el primer se encuentran las más utilizadas y que denominamos técnicas estáticas o fisiológicas porque se basan en características físicas del individuo: huella dactilar, reconocimiento facial, análisis del iris y vascular. El segundo se denominan biometría de tipo dinámico o de comportamiento: el análisis de la voz, la forma de andar, la firma manuscrita y la dinámica de tecleado.

-¿Tiene futuro este sistema?
Es una tecnología que aun esta creciendo, así que creo que todavía nos esperan muchas sorpresas. La idea es que las llaves, tarjetas, pasaportes y códigos de seguridad vayan desapareciendo a medida que nuestros propios cuerpos sean las únicas contraseñas que necesitamos.

Artículo elaborado por: Zuriñe Álvarez

No hay comentarios :

Publicar un comentario