miércoles, 23 de mayo de 2012

La Medicina y la Salud Laboral en Juego. SESLAP 2012

En los últimos años está creciendo considerablemente la preocupación por la situación de la medicina y la salud en materia laboral. El desarrollo de congresos sobre el tema ayuda a formar, informar y compartir experiencias y conocimientos a expertos. Además, se genera una amplia documentación con el fin de conocer y mejorar la situación en este ámbito.La Sociedad Española de Salud Laboral en la Administración Pública (SESLAP) nació hace 25 años con la vocación de reflexionar sobre la problemática específica de prevención de riesgos laborales en la administración pública, en los tiempos en que los funcionarios no tenían las mismas condiciones preventivas que el resto de trabajadores. Desde entonces, cada dos años organizan congresos a lo largo de la geografía española. El pasado mes de Abril, la XIX edición de este congreso llegó a Bilbao bajo el lema “La medicina y la salud laboral en juego”.


El evento tuvo una duración de tres días y estuvo formado por 12 mesas redondas donde se tocaron cuestiones médicas, técnicas, de gestión y aspectos legales. Asimismo, se realizaron conferencias abiertas al público en general, una exhibición de rescate en altura y la posibilidad de realizar una prueba de prevención de glaucoma.Para adentrarnos un poco más en esta temática y conocer de cerca el funcionamiento de un congreso en esta materia hemos entrevistado, desde El Faro de la Seguridad, al presidente del Comité Técnico Organizador del SESLAP BILBAO 2012, el Doctor Juan Ignacio Goiria, que nos detalla los orígenes del SESLAP y nos realiza una valoración del congreso.

¿Por qué el lema la medicina y la salud laboral en juego?
“Últimamente se han producido ciertas reformas legislativas importantes en cuanto a la vigilancia de la salud. El problema es que después de 16 años de aprobarse la ley de prevención, seguimos hablando de integración, lo que quiere decir que no lo estamos haciendo bien. La Comunidad Europea establece, y en este sentido hay incluso hasta una sentencia, que se deben incorporar el mayor número de recursos preventivos en la propia empresa. La salud laboral no es solamente prevención pura y dura ni es cuestión del prevencionista, tienen que tomar parte la empresa, los empresarios y el propio trabajador, quien debe interiorizar que la prevención es parte de su actividad. Por eso decimos que la salud está en juego, porque podemos hacer todo tipo de estudios y certificaciones pero si no se llevan a efecto, será papel mojado”.
Ignacio Goiria asegura que el empresario es el que tiene que poner los medios y el trabajador informarse y estar formado: “Hay que formar desde pequeñitos, algo que se debe inculcar en la escuela. Cuando una persona se incorpora a trabajar debe tener información sobre los riesgos que supone para su salud el trabajo que va a desempeñar. Por eso la salud y la medicina laboral están en juego. Si no hacemos las cosas de otra manera, no se interioriza realmente la prevención y no se incorpora en la gestión de la empresa y la mente del trabajador, es imposible que esto mejore”.Asimismo, asegura que está demostrado que los países y empresas que invierten en prevención mejoran la salud de sus trabajadores, por tanto, son mucho más rentables ya que enferman mucho menos y tienen hábitos de vida más saludables.

¿Cómo valora la evolución de la asistencia al congreso?
“Positivamente. La verdad es que ha ido creciendo y su actividad ha sido cada vez mayor. Es cierto que en el último año la crisis ha repercutido mucho en la administración pública, ahora no hay sustituciones y por tanto hay muchas más dificultades para que la gente acuda al congreso, aún así en este último hemos compartido opiniones con 250 personas, algo que no está nada mal.”Con todo Goiria cree que dadas las posibilidades de aforo que tenía la Alhóndiga, el congreso no ha tenido la difusión que esperaban. “Es cierto que a pesar de las ofertas que aparentemente son buenas para nosotros, no tiene la repercusión que debería tener. Creo que se está perdiendo una parte importante, el compartir algo sin nada a cambio porque hoy en día está todo encaminado a conseguir un objetivo inmediato. En medicina siempre nos han enseñado a compartir y publicar, no vender. Eso es lo que es un congreso, compartir algo con tu compañero”.

¿En qué se han basado para seleccionar a los ponentes?
“Ha sido un trabajo de más de un año y medio. Hemos contado con un comité organizador que tiene especialistas en medicina del trabajo, enfermería del trabajo, técnicos de prevención y técnicos en todas las especialidades, buscábamos un programa lo más completo posible”.
¿Y los temas a tratar? “Lo que pretendíamos era discutir sobre temas importantes que nos afectaran a todos e intentar dar una orientación acerca de cómo podemos ayudar en esos ámbitos. Por ejemplo, Javier Cortés es un oncólogo y no un especialista en medicina del trabajo, pero le quisimos dar una vuelta para reflejar la realidad del superviviente de cáncer que va a trabajar. Actualmente, con la crisis la gente va enferma a trabajar porque no quiere perder su empleo, debemos tener en cuenta que un enfermo si va a trabajar conlleva un riesgo, tanto para él como para terceros”.El dolor crónico de los trabajadores fue otro de los temas que tuvo repercusión en el SESLAP 2012, en palabras de Goiria este es el principal motivo de absentismo laboral, y por ello hay que identificar de forma adecuada el dolor, las limitaciones que tiene el trabajador, los tratamientos a los que está sometido y saber si esos tratamientos le afectan para realizar su trabajo. “Existe la teoría de que las situaciones de tratamiento con opiáceos, fundamentalmente mórficos, provocan efectos en la capacidad psicofísica del trabajador, se puede revaluar eso, porque estando en tratamiento controlado se produce una tolerancia, un acostumbramiento, que permitiría al trabajador realizar muchas cosas para las que ahora no lo consideramos capacitado”. Goiria resalta el papel que cumple la asistencia médica con el fin de reducir problemas y facilitar la incorporación del trabajador. Así, menciona una ponencia en la que afirmaban que los pacientes con dolor crónico o trastornos musculo esqueléticos que fueron atendidos por una unidad concreta de reumatología, mejoraron más rápido que las personas que acudían al médico de cabecera.Las cuestiones legales también estuvieron presentes en las jornadas profundizando en temas como la posibilidad o no de externalizar los servicios de prevención o la responsabilidad civil, penal y patrimonial de dichos servicios.
¿Cuál es la ponencia que más le ha sorprendido? “No he podido estar en todas las que me hubiese gustado, por esto sería injusto decir cual es para mí la mejor. Aún así, pensando en cuestiones novedosas, me gustó una de las mesas sobre riesgos psicosociales donde hablaban de la intervención en la empresa antes de ir a una situación judicial. Se planteó la siguiente pregunta: ¿Quién interviene antes en la empresa, el prevencionista o recursos humanos?”En este caso, Goiria afirma que detrás de los riesgos psicosociales existe un problema importante que es la implicación de la estructura organizativa en mediar y resolver conflictos; “Si un conflicto se resuelve y se media desde la perspectiva de recursos humanos, la cosa cambia bastante. Dejando claro que el papel del prevencionista, sea médico o técnico, debe ser asesorar al empresario y a la estructura organizativa en las cuestiones que se necesitan implantar, detectar, informar, formar o asesorar. Pero quien lleve a cabo la ejecución de las acciones debe ser la estructura organizativa de la empresa no el prevencionista ni el médico.”

Acercándonos a la calle; ¿Cómo cree que está España en temas de seguridad y salud laboral?
“Yo creo que ha mejorado mucho, pero repito la idea de dejar de hablar de integración y hacer más. Tenemos pendiente la parte educativa, siempre estamos corrigiendo. Obviando esto, la implantación de planes de prevención en materia laboral ha mejorado ampliamente la calidad de vida de los trabajadores, aunque a mi entender sigue siendo corto. Si no existe esa conciencia individual de protección por lo que pueda ocurrir, el joven porque es inconsciente y el mayor porque es consciente, experto y confiado, no avanzaremos en esta materia.”Durante el congreso se analizaron también temas como la formación a través de plataformas habilitadas y sistemas de comunicación como interfaces tecnológicas y la importancia de la ergonomía en la adaptación del trabajador. El evento aportó un importante apunte bibliográfico, presentándose el avance de un libro sobre salud laboral, que será editado por Osalan y cuenta con la participación del Observatorio Vasco del Acoso Moral. “Creo que por primera vez se van a intentar abordar cuestiones que hasta ahora nadie ha abordado, porque no hay nada. Es un libro que será muy interesante y que ya está prácticamente terminado.” Concluye el Dr. Goiria.

Nuestro agradecimiento al Dr. J.I. Goiria por concedernos esta interesante entrevista.

Artículo elaborado por Laura Alvarellos.

Fotografías de archivo SESLAP 2012 y El Faro de la Seguridad.

No hay comentarios :

Publicar un comentario