martes, 13 de noviembre de 2012

“De aquí a un tiempo la mayor parte de las cosas que tenemos a nuestro alrededor serán completamente distintas de las que tenemos ahora”.

Entrevistamos a dos de los responsables de prevención de TECNALIA.
Luis Díaz y Octavio Escribano son dos de los responsables de gestionar la prevención y seguridad laboral de la primera entidad privada de I+D+i en España.

 Hace dos años se fusionaron 8 centros tecnológicos para dar lugar a TECNALIA, un centro que busca ofrecer oportunidades de negocio a las empresas basándose en la investigación aplicada. Riesgos químicos, biológicos, eléctricos o ergonómicos componen la agenda de estos dos profesionales. El Faro de la Seguridad pasa un día con ellos para conocer de cerca la gestión de la prevención en una empresa con 1500 trabajadores en zonas geográficas y temáticas muy diversas.


¿Qué dificultades existen a la hora de organizar la prevención de riesgos laborales en una empresa con 1500 trabajadores y presente en más de 25 países?
Luis: “La mayor dificultad que tenemos es la dispersión geográfica, estar tan dispersos nos obliga a movernos constantemente. Esto no sucede en los centros que tenemos en Europa o Latinoamérica, ya que en los casos internacionales cada centro gestiona su prevención debido a las diferencias en temas de legislación.”

Octavio: “…También, debido a que la actividad básica de TECNALIA es I+D las definiciones de las actividades van cambiando de manera continuada. Dependiendo de los proyectos que vayan saliendo aparecen nuevos riesgos que hay que valorar y establecer medidas correctoras.”

Hace apenas dos años ocho centros tecnológicos se fusionaron formando TECNALIA, cada uno de ellos tenía su forma de  gestionar la prevención y seguridad y algunos no disponían de un departamento de prevención propio. ¿Cómo han unificado los sistemas de prevención de las 8 áreas?
Luis: “Efectivamente, todos los centros partían de diferentes situaciones. Por eso hemos absorbido todo lo que formaba parte de los antiguos centros para crear un servicio de prevención propio. Actualmente tenemos personal en las sedes más importantes. Así, a nivel de Euskadi, hay dos personas en el campus de Guipuzcoa, tres en el de Vizcaya, y otra persona en el de Álava. También viajamos bastante a Zaragoza, Madrid, y Cádiz,  porque al haber menos trabajadores no hay personal de prevención, y la gestión la realizamos desde aquí.”

Tanto Luis como Octavio están de acuerdo en que la tarea más difícil a la que se han enfrentado en estos dos años ha sido unificar los criterios, procedimientos y mentalidades de los ocho centros ya que cada uno de ellos tenía una información diferente y una forma distinta de ver la prevención. Por eso han dedicado los dos años a establecer un sistema de gestión de prevención de riesgos laborales basado en la OSHA 18.001 y a la formación de los empleados.

¿Dirían que se ha conseguido implantar una política de prevención común en tan sólo dos años?
Octavio: “Hemos avanzado mucho aunque aún quedan cosas por hacer. Lo más importante está definido, en marcha y perfectamente claro, otra cosa es la predisposición de la gente. Hay personas que llevan actuando de una forma muchos años y de repente cambiar su mentalidad es complicado. Existen fricciones mecánicas y de funcionamiento pero los procedimientos están definidos, aprobados y auditados.”

Luis: “En mi opinión, seguimos teniendo casos de gente poco concienciada, especialmente los empleados que llevan 10 o 15 años trabajando de una determinada forma y los recién licenciados que llegan con un concepto más universitario y menos de empresa.”

¿Creen que falta formación en las universidades en temas de prevención?
Luis: “En general, falta formación de empresa en las universidades. Por ejemplo, un licenciado en ciencias químicas no cursa una asignatura de prevención, aunque si sabe lo que es un producto químico y lo peligroso que puede ser. El problema llega cuando hay que explicarles un sistema de gestión de prevención con diferentes procedimientos, procesos etc.”

En opinión de los expertos es muy importante la cercanía del departamento de prevención a los empleados, por eso aseguran que a pesar de encontrarse localizados en diferentes campus realizan reuniones en todos los centros y facilitan su número de teléfono a todos los empleados. “Es mejor que nos llamen mil veces que no llamar y que luego sea demasiado tarde”, aclara Luis.


Han comentado que ha sido muy tedioso conseguir elaborar un sistema de prevención de riesgos tras la fusión de los ocho centros, ¿En qué punto se encuentran?
Luis: “Seguimos las normativas de la OSHA 18.001. Hemos conseguido establecer un plan anual de seguridad y salud en el trabajo, con una serie de objetivos que dividimos en seguridad dentro del ámbito de la higiene de la socio-psico ergonomía y de la medicina del trabajo. Realizamos un seguimiento trimestral de los objetivos y valoramos su alcance.  Este año queremos incidir bastante en el plan de movilidad de la empresa. Dentro de este  plan de movilidad tenemos un sistema de autobuses que conectan los campus de Álava, Guipuzcoa y Vizcaya y una flota de coches de empresa. También estamos intentando implantar dentro de la intranet un sistema para compartir coche”.

¿Qué tipo de formación realizan?
Octavio: “Se ha realizado una formación básica para todo el mundo y formaciones puntuales que van surgiendo por necesidad. Por ejemplo, dentro de los cursos específicos tenemos uno sobre riesgos del coche eléctrico porque aunque nuestros compañeros no lo montan trabajan con la batería abierta reprogramando los sistemas de carga y descarga.”

Luis: “Es fundamental proporcionar una buena formación ya que al ser un centro de I+D tenemos un alto número de riesgos desde biológicos, eléctricos, ruido, vibraciones etc.”


¿Qué importancia tiene la intranet para la prevención?
Luis: “Mucha, en nuestro caso tenemos un espacio que se llama el rincón de la prevención donde los empleados pueden acceder a todas las evaluaciones de riesgo,  los procedimientos del sistema, las instrucciones de trabajo, y enlaces directos. Asimismo, ponemos todo el tipo de atención médica para los trabajadores que viajan al extranjero o al revés cuando trabajadores extranjeros entran en nuestro país para trabajar para nosotros”.

¿Cuales son los riesgos más frecuentes?
Luis: “Los ergonómicos. Todos tenemos pantallas de visualización de datos, aunque no trabajamos constantemente delante del ordenador.

¿Qué unidad de negocio es la más complicada para gestionar los riesgos?
Luis: “Esta es una pregunta muy complicada de contestar… podemos decir la más sencilla pero no la más difícil. La menos complicada sería la de innovación y sociedad porque sus principales herramientas de trabajo son pantallas de visualización y por tanto,  los riesgos que tienen son ergonómicos o psicosociales.  El resto de áreas te pueden dar un susto por cualquier lado ya que se trabaja en laboratorios y los riesgos son más peligrosos y más difíciles de evaluar.”

Hablando de riesgos psicosociales... ¿Creen que con la crisis económica a la que se enfrenta España este tipo de riesgos han aumentado o han disminuido?
Luis: “Depende de la cultura de la empresa. Existen compañías que cuidan a su personal y otras que no.  En mi opinión actualmente los riesgos psicosociales fluyen menos que antes, la gente tiene miedo, quiere conservar su puesto de trabajo y no se atreve a denunciar, especialmente en empresas que no se preocupan lo suficiente de sus empleados. Por ejemplo, hay empresas que han bajado el sueldo a todos los empleados para evitar hacer un ERE. Si mides el riesgo psicosocial de esa compañía seguro que es bajo, porque trabajan en una empresa que cree en las personas.”

Octavio: “En mi opinión, han aumentado los riesgos indirectos.  Las bajas por gripe han descendido considerablemente, eso significa que la gente va a trabajar enferma por miedo a perder su puesto de trabajo, con el riesgo añadido de contagiar al resto de la plantilla”.

¿Es  la investigación un trabajo seguro?
Luis: “Yo creo que sí porque la gente está muy cualificada. Ninguno de los ocho centros ha tenido nunca un accidente mortal. Los empleados que entran en un laboratorio químico son licenciados en ciencias químicas, en ciencias biológicas, ingenieros o doctores. Muchas veces saben más de seguridad que nosotros mismos. También, gran parte de los proyectos que se desarrollan en TECNALIA tocan directa o indirectamente temas de seguridad”.

El pasado mayo TECNALIA participó en el X Congreso Internacional de Prevención de Riesgos Laborales con el taller “Gestionando los riesgos para la seguridad y salud en el trabajo asociados con los nanomateriales”. ¿Nos pueden hablar un poco más sobre la nanoseguridad ocupacional? ¿Qué tipo de riesgos traen consigo y cómo se pueden gestionar?
Luis: “El tema de la nanotecnología es muy complicado porque sus riesgos no se conocen aún en profundidad. Nosotros cada vez que trabajamos con partículas a nivel microscópico aplicamos las máximas medidas de precaución ya que todavía no se sabe lo que puede pasar. En nuestro caso la exposición al riesgo no es muy elevada ya que siempre que trabajamos con partículas nanos lo hacemos sobre matrices sólidas o sobre líquidos por lo que ya están bastante confinadas como para que se expandan. Además, al ser una labor investigadora las cantidades son muy pequeñas y dependiendo de la partícula nano la manejamos  en campanas de extracción o en cajas de guantes, por lo que la partícula que está dentro nunca va a poder salir. Cuando algo es desconocido, siempre hay que aplicar la máxima precaución. Por lo que intentamos que nunca esté en contacto el operario con la nanoparticula”.

La investigación en prevención también está presente en otros proyectos de TECNALIA como las puertas rápidas cortafuegos o el Robot Hiro japonés. ¿Por qué creen que es importante la investigación en prevención?
Luis: “La investigación es fundamental, la tecnología evoluciona de forma muy rápida por lo que cuanto más se investigue sobre nuevos materiales y nuevos métodos de seguridad mucho mejor. Un ejemplo sería la investigación para conseguir nuevos materiales que hagan que las botas de puntera metálica sean igual de seguras, más cómodas y mas ligeras”.

"En mi opinión, de aquí a un tiempo la mayor parte de las cosas que tenemos a nuestro alrededor serán completamente distintas de las que tenemos ahora.” 

Artículo elaborado por: Laura Alvarellos

No hay comentarios :

Publicar un comentario